Running en los meses más fríos del invierno

¿Eres de los que echas de menos el verano y el buen tiempo? ¿Miras por la ventana y el frio te atenaza y te dirige al sofá? ¡Debes de luchar contra ello! No podemos cambiar el tiempo, pero si podemos prepararnos para estar protegidos y sentirnos más cómodos para practicar running en los meses más fríos del invierno.

Correr con frio es un nuevo escenario muy diferente a otro tipo de temperaturas. Hay que cuidar que ropa se usa para correr en clima frío, debes tener en cuenta que una vez que comienzas a correr tu cuerpo se calienta más.

Pero también es al revés, una vez que termines tu entrenamiento  te enfriarás mucho más rápido que en el verano.

Como ya habrás podido adivinar, una de las cuestiones más importantes para practicar running en los meses más fríos de invierno es utilizar  la adecuada ropa deportiva de invierno.

Por ejemplo, no puedes dejar de vestir unos cortavientos o impermeables, estas prendas no solo te mantendrán seco si te atrapa la lluvia, sino que también te proporcionará aislamiento en todo tipo de condiciones climáticas.

Pero además, los expertos en running hacen hincapié en otra serie de cuestiones que ayudan a correr con frio.

Consulta el pronóstico del tiempo

¡Ante todo prudencia y seguridad! Antes de salir a correr vale la pena revisar el pronóstico del tiempo.

De este modo nos aseguramos la proximidad de una tormenta, la temperatura  e incluso si existen rachas de viento.

En el caso que las condiciones climatológicas sean muy adversas, es un buen momento para realizar ejercicios de mantenimiento en tu propia casa ¡Algo divertido y diferente!

Más importancia al calentamiento

El calentamiento, antes del ejercicio, siempre es importante, ya que ayuda a aumentar la temperatura corporal y el flujo de sangre a los músculos.

A medida que la temperatura desciende  el calentamiento es aún más vital, ya que los músculos están más propensos a endurecerse. El calentamiento en condiciones de frio ha de ser más intenso, con el fin de evitar el dolor muscular, permitiendo un aumento en el flujo de sangre a los músculos, haciéndolos más flexibles y preparados para la carga de trabajo.

Cuida la hidratación

En climas de calor y altas temperaturas, la hidratación es mucho más evidente, pues el cuerpo te la pide a gritos.

En frío, es posible, que las ganas de beber no sean tana acusadas, de todos modos has de hidratarte y mantener el ciclo de hidratación correcto para cada sesión de ejercicios.

Regula la respiración

Uno de las características más interesantes cuando se corre con frío está relacionado con la respiración. Con toda probabilidad, es posible que te resulte más difícil respirar que de costumbre.

De hecho hay numerosas técnicas para controlar la respiración en estas condiciones, una de ellas es: respirar cada tres pasos, antes de exhalar por otros tres pasos.

El frío no es excusa para salir a practicar running, tan solo has de ser precavid@ y adaptarte de forma correcta a estas nuevas condiciones.

Running en los meses más fríos del invierno

Categoria: Deporte
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *