Rodillo de espuma, el aliado para tus entrenamientos

Cuando desarrollarnos ejercicio físico o deportes a medio y largo plazo, uno de los principales objetivos es la mejora continua de los mismos. Para ello buscamos los mejores recursos que estén a nuestro alcance para lograr un mejor rendimiento. ¿Sabías que el rodillo de espuma puede ser el gran aliado para tus entrenamientos? Parece que este sencillo utensilio está teniendo su momento dentro del mundo de la salud y el bienestar. Si bien hace unos años destacó el aumento de entrenamientos de alta intensidad como CrossFit, ahora el rodillo de espuma se destila como un elemento básico para la práctica de ejercicio físico.

Te estarás preguntando ¿un rodillo de espuma? ¿qué puede hacer por mí este pequeño utensilio? En Sprinter vamos a dar un poco de luz sobre uno de las herramientas Top para potenciar tus entrenamientos.

¿Qué es un rodillo de espuma?

Como su propio nombre indica se trata de un rodillo en forma de cilindro de superficie rugosa, dentada o de dibujo irregular. Tiene diferentes tamaños, uno más pequeño ideal para todas las partes del cuerpo y uno de tamaño más grande y versátil capaz de apuntar a áreas de cuerpos más grandes como la espalda superior.

¿Para qué sirve un rodillo de espuma?

El rodillo de espuma es un utensilio ideal para realizar masajes y recuperar el tono muscular. Se ha convertido en un recurso principal para ejercicios de calentamiento. A través de una técnica de “auto masaje” aplicada a cualquier grupo muscular importante, incluidos el cuádriceps, los isquiotibiales, o la parte superior de la espalda se consiguen verdaderos resultados beneficiosos. La idea detrás de los ejercicios con el rodillo de espuma es que al aplicar cargas mecánicas elevadas y directas sobre los músculos y tejidos, estos se estiran y se masajean reduciendo la rigidez, la adherencia y la tensión del tejido conectivo y el músculo. A su vez minimiza la fatiga, mejora la recuperación y el movimiento muscular. También es una excelente forma de relajar los músculos no solo aquellos con una carga de ejercicio físico sino a aquellos que por inactividad se vuelven tensos.

Ejercicios con rodillo de espuma

Los aficionados al rodillo de espuma confirman que cuánto más rodillo se hace más responden los músculos.
Se recomienda sesiones de 10 a 20 minutos por lo menos una vez al día. Existen diferentes tipos de ejercicios a desarrollar, entre otros, los siguientes:

Isquiotibiales

Siéntate con tu pierna derecha en el rodillo de espuma, cruza el tobillo izquierdo sobre el tobillo derecho y sitúa las manos por detrás en el suelo. Rueda hacia arriba y hacia abajo desde la rodilla hasta debajo de la nalga derecha y… cambia de pierna.

Espalda

Rodillo de espuma en la parte inferior de la espalda apoyando las manos detrás para mantener el equilibrio. Mueve el rodillo suavemente arriba y abajo.

Gemelos

Coloca el rodillo de espuma debajo de tus piernas. Desplaza lentamente a lo largo de la parte posterior de tus piernas hacia arriba y hacia abajo, desde las rodillas hasta los tobillos.

¿Te has enamorado del rodillo de espuma? ¡No lo dudamos! Visita nuestras tiendas físicas o tienda online Sprinter y consigue tu rodillo de espuma . ¡No te arrepentirás!

Rodillo de espuma, el aliado para tus entrenamientos

Categoria: Deporte
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *