La importancia de la recuperación muscular para el entrenamiento

La recuperación muscular forma parte del deporte. El ejercicio físico posee estupendos beneficios para nuestro organismo, pero también puede conllevar desgaste, lesiones… comprometiendo nuestra salud si se hace sin precaución.

Por lo tanto, uno de los factores básicos para optimizar y mejorar el rendimiento físico es la recuperación muscular. ¿Haces lo suficiente para descansar tu cuerpo después del ejercicio? ¿Sabes qué es una tarea fundamental? Hablemos de la recuperación muscular y de la importancia dentro de la rutina del deporte.

En primer lugar, es necesario decir que la recuperación y el descanso son elementos básicos para un rendimiento óptimo. Una combinación equilibrada de descanso y recuperación junto con una dieta adecuada debe ser parte fundamental de cualquier rutina de ejercicios.

¿Por qué es necesaria la recuperación muscular?

Cuando realizamos ejercicio físico sometemos a nuestro cuerpo a un estrés derivado del esfuerzo realizado.  Al completar estos esfuerzos, el cuerpo necesita adaptarse al estrés que acaba de sufrir, y aquí es donde entra la importante etapa de recuperación.

La recuperación muscular integra diferentes objetivos:

  • La normalización de las funciones fisiológicas, por ejemplo, la presión arterial o el ciclo cardiaco.
  • El retorno de la homeostasis, recuperando un entorno celular equilibrado y regulado.
  • Reparación de los músculos.
  • La restauración de las reservas de energía (glucosa en la sangre y glucógeno muscular).
  • La reposición de enzimas energéticas celulares, como la a fosfofructoquinasa. Para ello puedes usar complementos alimenticios.

En resumen la recuperación muscular ayuda a preparar el cuerpo  para una mejor resistencia al esfuerzo físico, creando un organismo, músculos y cuerpo, en general, más fuerte y preparado.

Consejos para una buena recuperación muscular

Existen algunos consejos básicos para obtener una exitosa recuperación muscular ¡Toma nota!

  • Dormir. El descanso real se consigue durmiendo. Esta es una de las formas más importantes para lograr que el cuerpo se recupere rápidamente de las demandas físicas y mentales que requiere el deporte. Aunque sea difícil, el objetivo es descansar diariamente mediante un sueño reparador de 8 horas.
  • Hidratación y alimentación. Uno de los aspectos claves tanto del entrenamiento como de la recuperación es la hidratación adecuada. Los alimentos ayudan a restaurar el suministro de energía del cuerpo, una dieta equilibrada en las ventanas de tiempo adecuadas, mejora el rendimiento y la recuperación.
  • Masajes. Los masajes ayudan a relajar la rigidez de  los músculos, aumentando el oxígeno y el flujo de sangre. También eliminan la acumulación de ácido láctico y favorece el reparto de  nutrientes desde el cuerpo hasta el músculo.
  • Reposo. Descansar al menos dos días de la práctica de ejercicio es fundamental. Los músculos sufrirán menso stress y se acelerará la recuperación muscular.

Mientras descansas y te recuperas ¿Por qué no visitas nuestras tiendas físicas y online Sprinter? En ellas encontrarás todo lo que necesitas para maximizar tu rendimiento deportivo.

La importancia de la recuperación muscular para el entrenamiento

Categoria: Deporte
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *