hacer deporte a mediodía en invierno

¿Por qué hacer deporte a mediodía en invierno? Esta es una de las grandes cuestiones que están teniendo mucha relevancia en los amantes del deporte. Por desgracia, disfrutamos del deporte y del ejercicio físico cuando tenemos tiempo.

La falta de tiempo, jornadas agotadoras de trabajo… no importa las ganas que tengamos de hacer deporte siempre parece que no hay suficientes horas en el día.

Con el invierno encima de nosotros, las cosas se complican aún más con un clima inestable y desagradable, unido a días de luz más cortos. Un escenario que maximiza las posibilidades de posponer nuestras rutinas de ejercicio físico.

¿Has pensado alguna vez cambiar tu horario  de deporte para el mediodía? Cada vez más personas han optado por realizar deporte al mediodía en invierno, siendo un factor positivo y relevante para el desarrollo eficaz de toda la jornada.

No se trata de una cuestión aleatoria, un estudio realizado por la Universidad Metropolitana de Leeds, descubrió que los trabajadores que hacían ejercicio durante el mediodía trabajaban más y se ponían menos veces enfermos.

¿No te convences? En Sprinter te contamos razones para hacer deporte a mediodía en invierno.

Adaptabilidad

Como hemos dicho antes, hacemos deporte cuando podemos. Comienza a ser una tarea compleja  ajustar un horario para poder disfrutar del deporte en invierno. En las últimas horas de la tarde solemos estar más cansados y la temperatura desciende de manera considerable.

Ajustar nuestra rutina de ejercicios al mediodía es una tarea de gran adaptabilidad y flexibilidad. Las personas que trabajan pueden incluir el deporte en su tiempo de comida, variando la intensidad y el ritmo. En otros casos, hacer ejercicio al mediodía puede ser una buena forma de dividir el día y afrontar la tarde con más fuerza.

Combate la pereza

Sabemos que para ser constantes en el deporte requiere de una lucha cruenta contra la pereza. Las propias cualidades del invierno no ayudan a fortalecer nuestro compromiso con el deporte.

Al realizar deporte al mediodía, atajamos cualquier posibilidad de que a lo largo del día se nos ocurra “olvidarnos” de hacer ejercicio.

Disfrutar de la luz y el sol

El mediodía es el momento ideal para disfrutar de la luz y el sol del invierno. El sol tiene muchos beneficios. Un día soleado favorece el estado de ánimo, la vitalidad y el optimismo, aporta vitamina D y favorece nuestro rendimiento.

Desconexión y recarga de energía

Hacer ejercicio al mediodía aumenta el metabolismo para el resto de la jornada, libera endorfinas vinculadas a un mejor bienestar físico y mental. La sensación para afrontar la tarde es mucho más enérgica y positiva.

¡No es una mala idea hacer ejercicio al mediodía en invierno! ¡Inténtalo! Puede ser una buena estrategia para los largos días de invierno que nos quedan.

Razones para hacer deporte a mediodía en invierno

Categoria: Deporte
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *