Dieta Cetogénica

Como no podía haber un verano sin una dieta de moda, la dieta cetogénica será la protagonista en cuanto a nutrición se refiere. Seguro que ya habrás oído hablar de ella. Si no es el caso, hoy te contamos algunos de los detalles nutricionales más interesantes que rodean a esta dieta.

 

¿En qué consiste la dieta cetogénica?

En realidad, la dieta cetogénica no es un invento de este siglo. Su funcionalidad ya se conoce desde casi mediados del siglo pasado. El objetivo de esta dieta consiste en suprimir los glúcidos y azúcares (en definitiva, los hidratos de carbono) casi por completo (menos de 50 g al día). A cambio, incorpora alimentos ricos en grasa y proteínas para lograr que el cuerpo entre en una situación de cetosis similar al ayuno. En ese momento es cuando el cuerpo comienza a quemar la grasa almacenada. Para ello, la  convierte en cuerpos cetónicos que pasan a la sangre. A falta de glucosa en el torrente sanguíneo el cuerpo entra en cetosis. Esto suele ocurrir al cuarto día de restringir los hidratos de carbono.  Las células comenzarán a utilizar estos cuerpos cetónicos como principal fuente de energía. De ahí vendría la pérdida de peso.

 

¿Qué se come en la dieta cetogénica?

Para entrar en cetosis la ingesta de carbohidratos debe ser inferior a 50 g al día. Para ello, se restringen al mínimo los cereales, las frutas, los frutos secos, las legumbres y la mayoría de las verduras. Por lo tanto, es posible comer sin limitaciones toda clase de carnes y pescados y productos derivados de los mismos. Quesos y lácteos, grasas de todo tipo, cremas y salsas, aguacate, algas, tofu…

Lo ideal es evitar consumir productos procesados. Aunque estén permitidos, es mejor quedarse con las grasas más saludables, como es el aceite de oliva.

 

¿Durante cuánto tiempo se puede seguir la dieta cetogénica?

Al ser una dieta bastante restrictiva, es difícil seguirla a largo plazo. Lo general es que esta dieta se utilice a corto plazo y siempre bajo supervisión médica.

 

¿Es seguro seguir la dieta cetogénica?

Aunque la dieta cetogénica provoque una pérdida de peso a corto plazo, no hay evidencias científicas que demuestren que sea por la dieta en sí misma o por la reducción de la ingesta calórica que conlleva. A simple vista puede parecer que los productos permitidos son altamente calóricos, pero, cuando el cuerpo entra en cetosis, se reduce también el apetito, por lo que se termina comiendo menos cantidad. Lo importante es que, si decides seguir esta dieta, lo hagas bajo un control médico. El déficit de hidratos de carbonos puede provocar efectos secundarios. Así como el hecho de eliminar las principales fuentes de fibra, como son las frutas y las verduras, y de aumentar las proteínas y las grasas.

 

Si decides probarla, ¡no dejes de contarnos tu experiencia con la dieta cetogénica! Tampoco olvides consultar nuestros consejos para darle a tu cuerpo lo que necesita comer.

La dieta del verano: Dieta cetogénica

Categoria: Vida
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *