Entrenar sí, estirar también

Entrenar sí, estirar también

Ya sabemos que te has propuesto darlo todo este año y ya estás a tope con el deporte pero… ¿Estiras antes o después de entrenar ese cuerpo serrano?

A veces nos da mucha pereza estirar tras entrenar, ya sea porque no tienes tiempo o llegas muy cansad@. Te venimos a recordar la importancia de estirar después de entrenar.


Hay que contar el estiramiento como parte de ese ejercicio en nuestro tiempo y debemos tener en cuenta que una sesión de estiramientos puede durar 15 ó 20 minutos.

Principales beneficios de estirar:

Disminuye el riesgo de dolores óseos y musculares.

Disminuye el riesgo de lesión: Reduce en gran medida las posibilidades de sufrir lesiones. Cuando haces ejercicio, sin estirar , tus músculos suelen estar fríos.

Aumenta tu flexibilidad: El estiramiento relaja los músculos y también los ayuda a alargarlos lentamente con el tiempo.

Controla el colesterol: Reduce los niveles de colesterol y puede ayudar a reducir tu presión arterial.

Mejora la circulación sanguínea y el tiempo de recuperación.

¿Dónde estirar y con qué?

Muchos creen que con esta pregunta tienen resuelto el escaqueo pero nada de eso, te enseñamos “tu sitio para estirar” y otros elementos que pueden ayudarte a hacerlo.

Nuestras colchonetas son top y por eso debes dejar que te acompañen en tu estiramiento. Fáciles para llevarte al gym y a casa.

Esterilla fitness adidas
Colchoneta yoga

Otro elemento que puede ayudarte a estos estiramientos son las bandas elásticas. Las bandas nos permiten estiramientos posturales que son un método de entrenamiento que permite estirar los músculos.

Bandas elásticas fitness
Bandas elásticas adidas

Otra de las opciones es estirar con un balón de fitness o fitball.
Es ideal para entrenamientos de equilibrio corporal, estabilidad, mantenimiento, fuerza y flexibilidad.
Lo bueno de este elemento es que nos permite trabajar tanto en ejercicios pasivos de relajación, como activos dinámicos.