Entrenar en casa es posible gracias a Sergio Peinado

Entrenar en casa es posible gracias a Sergio Peinado

Como entrenador personal algunas de las excusas que más he visto durante todo este tiempo son: “es que no tengo tiempo”, “es que me pilla lejos”, “es que llueve y hace frío fuera”, “es que no tengo dinero para ir al gimnasio”... La mayoría de todas ellas tienen una fácil solución: entrenar en casa. Entrenando en casa te ahorras el tiempo de ir y venir y, además, el clima no es un problema porque aunque haga frío y llueva en casa habrá una buena temperatura. Además, no tenemos que pagar ninguna cuota, por lo que es completamente gratis.

“¿Pero Sergio, realmente se puede entrenar en casa de forma efectiva?” Me lo preguntan a menudo y la respuesta es, rotundamente, sí. He conseguido transformaciones corporales  de alumnos que entrenaron todo el tiempo en casa sin necesidad de nada más. Con nuestro peso corporal y materiales muy simples que tenemos por casa podremos obtener un buen estímulo de entrenamiento si se hace de forma correcta. ¿Un ejemplo? Mirad esta rutina de apenas 15 minutos con la que quemaremos calorías y nos ayudará a adelgazar y ponernos en forma:

“¿Pero cómo empiezo?, ¿qué rutinas escojo y cómo las combino?” Simplemente habría que meter unos días más centrados en ejercicio cardiovascular y otros días de ejercicios con cargas, es decir, ejercicios que estimulen nuestros músculos. Este tipo de estímulo para los músculos lo ignora mucha gente porque piensa que basta con hacer solo cardio pero en realidad es muy importante, ya que nos ayudará a perder grasa, activar nuestro metabolismo, proteger las articulaciones y a tener una buena calidad de vida y mantener la musculatura fuerte. Además, si no hacemos estos ejercicios de fuerza, perderemos esa musculatura. Este tipo de entrenamientos deberían ser algo como esto:

“¿Y cómo se podría organizar una semana tipo de entrenamiento?” Depende de nuestra condición física y disponibilidad para entrenar, pero debería ser algo así:

Como se puede apreciar, se trata de entrenamientos efectivos y que nos llevan muy poco tiempo, así los podemos meter en nuestra rutina de vida sin problemas. Lo que más importa para conseguir resultados es la sostenibilidad, el conseguir poder realizar los entrenamientos una y otra vez a lo largo del tiempo. De nada vale ir al gimnasio 2 horas a diario si en un mes lo hemos dejado, los resultados tardan más tiempo en llegar. Sin embargo con rutinas cortas en casa se facilita mucho la continuidad y, por tanto, la probabilidad de conseguir esos resultados que llevamos mucho tiempo buscando.