Pocos deportes como el Running han crecido tan rápido y establecido, casi como una religión, en la sociedad actual. A los runners nos gusta correr y no hay nada peor que no poder hacerlo.

Las lesiones son un verdadero hándicap para disfrutar de este deporte, correr con dolor o molestias no es una buena solución. Evitar lesiones en el running es una de las grandes responsabilidades en el momento de practicar este deporte. Correr con alguna lesión por pequeña que sea puede desembocar en un grave problema físico a medio y a largo plazo.

Así que, queremos ofrecerte una serie de consejos para ayudarte a evitar lesiones en el running.

Equipamiento cómodo y profesional

Las zapatillas deportivas son un aparte fundamental para la buena práctica del running. Existen una serie de características que definen unas buenas zapatillas de running: tipo de suela, el drop (diferencia entre talón y puntera), ancho de las punteras, que se trate de un calzado transpirable, la flexibilidad de la suela, la plantilla etc… Así que, en definitiva, elegir unas buenas zapatillas evitan lesiones en el running.

Entrenamientos de fuerza

Fortalecer el cuerpo es indispensable para mantener tu cuerpo alineado correctamente mientras corres. Es particularmente importante fortalecer los músculos del centro y de la cadera. Cuando fortalece las caderas, los abductores y el glúteo mayor, aumenta la estabilidad de tus piernas hasta los tobillos, al mismo tiempo que ayuda a prevenir lesiones en la rodilla.

Cuanto más fuerte esté tu cuerpo, más preparado estará para soportar la dureza de la práctica del running, minimizando el riesgo de sufrir lesiones.

Calentamiento y estiramientos

El calentamiento y los estiramientos han de ser un componente importante en la rutina de los runners. Zonas como los isquiotibiales y músculos de las piernas suelen estar más agarrotados y entumecidos, lo que aumenta la posibilidad de sufrir una lesión.

Un calentamiento previo dará paso a una correcta tabla de estiramientos. El estiramiento debe ser cómodo y relajante, nunca con dolor.

Tiempo para recuperar

Una de las características que posee el running es que una vez que empiezas no puedes parar y esto puede ser un verdadero riesgo. El descanso es un factor determinante para evitar lesiones en el running.

Sobre todo después de competiciones, es vital dar al cuerpo el descanso necesario. Planificar un buen programa de esfuerzos y descansos repercutirá en un mejor estado físico.

Habla con tu médico

La prevención y el cuidado de la salud son factores básicos para llevar una vida saludable. Ante la idea de comenzar cualquier disciplina deportiva es conveniente acudir al médico. Este puede tener algunas sugerencias de prevención de lesiones y puede abordar cualquier posible limitación que puedas tener.

Teniendo en cuenta estos consejos, tan solo queda lanzarse a quemar kilómetros. Hazte con una buena ropa para hacer running y lleva a tu cuerpo y mente a un nuevo desafío físico. ¡No podrás parar!

5 consejos para evitar lesiones en running

Categoria: Deporte
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *