cómo correr más rápido

Queremos correr más rápido porque ¡estamos enganchados al running! Existen muchos factores por los que el running es uno de los deportes más practicados.

 ¡Comenzar es duro! Pues requiere de tesón y paciencia, pero al poco tiempo, el cuerpo te va pidiendo más y más, convirtiendo nuestro cuerpo en una máquina perfectamente engrasada.

Pero sobre todo el running es… ¡Un auténtico desafío! Los runners deseamos aguantar y correr más, quemar más kilómetros y superar grandes metas. El running, como cualquier deporte, posee su técnica y depende de esta elevar nuestro nivel  a categorías más altas.

¿Te has fijado que no todos corremos igual? En un principio, adaptamos la manera de correr que nos ofrezca mayor comodidad y efectividad ¡Eso está bien! Pero el modo de correr puede mejorarse y perfeccionarse, obteniendo un mayor rendimiento

¿Quieres saber que puedes hacer para correr más? En Sprinter te desvelamos algunos consejos de profesionales del running.

La postura adecuada

Para estar de pie o sentado se ha de buscar la mejor postura posible para no sufrir molestias o tensión muscular, en el running sucede lo mismo.

Se recomienda apostar por una postura relajada y lo más erguida posible. Esto reduce la tensión en cuello y hombros, minimizando la fatiga.

Por lo tanto la postura óptima para el running es: cabeza alta centrada en hombros y espalda recta, evitando inclinar la cabeza hacia delante. También es importante que la mirada se fije hacia delante (30 o 40 metros aprox.)

Los brazos y las manos

Como ya sabrás, no solo las piernas te ayudan a correr y superar distancias, los brazos y manos son muy importantes en la técnica del running.

Aportan potencia y velocidad a tu cuerpo al correr. La postura de brazo y manos cumple un papel clave en un mejor rendimiento en el running.

Se recomienda una posición natural de brazos, codos doblados y distanciados ligeramente del cuerpo en un ángulo de aproximadamente 90 grados. Insistimos en  la naturalidad de la postura, sin necesidad de apretar puños o dejar las manos “muertas”

Por último un control del balanceo  de brazos y manos en función de la velocidad aplicada.

La respiración

No solo existen técnicas para fortalecer músculos o posturas en el running, la respiración  también necesita de conocimiento y cuidados para proporcionar una mejor versión de nuestro rendimiento.

¿Nariz o boca? ¿Respiración de pecho o tórax/abdominal? Para muchos expertos la mejor técnica de respiración es aquella que se realiza de forma profunda y relajada, siendo la más recomendada la alternativa  abdominal ¡Busca la mejor opción para ti!

Cuida de tus pasos: longitud de zancada

Uno de los errores más comunes al comenzar a practicar running es la longitud de zancada que desarrollamos al correr. Una deficiente técnica de paso puede conllevar lesiones de rodilla y cansancio muscular.

Evitar zancadas donde el pie esté demasiado lejos del cuerpo o los pasos cortos y entrecortados. La zancada ideal es aquella que nos aporte comodidad y el mínimo esfuerzo posible.

Es necesario recordad que a medida que aumentemos nuestro rendimiento y velocidad, la zancada ha de ir pareja al ritmo que dispongamos al correr.

¡Último consejo! ¿Quieres mejorar tu rendimiento  al practicar running? Equípate con el mejor equipamiento para running, indispensable para correr con comodidad, seguridad y profesionalidad.

Metadescription: r

Cómo correr más rápido

Categoria: Deporte
1

1 comentario

  • Estoy totalmente de acuerdo con los puntos marcados en el artículo, me gustaría aportar a estas recomendaciones la importancia de hacer una prueba de esfuerzo para ver como nos encontramos realmente y poder seguir mejorando las metas que nos ponemos en el running.

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *