El ayuno intermitente: cómo hacerlo y sus beneficios

Después de las Navidades, las dietas son uno de los principales objetivos a los que agarrarse para lograr eliminar, de una vez, esos kilos de más. Son muchas las dietas que existen, siendo el ayuno intermitente una de las principales tendencias para lograr bajar peso, consiguiendo una gran popularidad y éxito.

¿Quieres saber algo más sobre el ayuno intermitente?  ¿Serías capaz de llevarla a cabo? En Sprinter te damos las claves del ayuno intermitente.

¿Qué es el ayuno intermitente?

Sabemos que la palabra ayuno suena muy mal pero… ¡No te asustes! Se trata de una dieta que combina periodos de ayuno con periodos de ingesta de alimentos.

No especifica qué alimentos se debe comer, sino cuándo se debe comerlos. En este sentido, no es una dieta en el sentido convencional, sino que se acerca mucho más a un patrón de alimentación.

El ayuno no es algo nuevo,  es una práctica a lo largo de la evolución humana, siendo más natural de lo que las personas creen.

¿Cómo hacer ayuno intermitente?

Una de las grandes características del ayuno intermitente es que ofrece diferentes métodos para su práctica.

Veamos los más conocidos y sus principales características:

  • Método 16/8. El método 16/8 consiste en ayunar todos los días durante 14-16 horas, y restringir la denominada “ventana de alimentación” diaria a 8-10 horas. Dentro de esta “ventana de alimentación” pueden incluirse 2 o 3 comidas. Un modo muy sencillo de realizar este método es no comer nada después de la cena y saltarse el desayuno. Durante el ayuno se puede tomar agua, café y otras bebidas no calóricas, ayudando a reducir los niveles de hambre. Se recomienda alimentos saludables para el período de la “ventana de alimentación”.
  • Método 5:2. Este método del ayuno intermitente consiste en comer normalmente 5 días de la semana, mientras dos días de la semana se ayuna restringiendo las calorías a 500-600. Esta alternativa te da la libertad de programar tu semana de manera sencilla y dar una mayor continuidad a esta dieta.
  • Método Eat-Stop-Eat. Este método es de carácter más restringido y conlleva más sacrificio. El método Eat-Stop-Eat implica un ayuno de 24 horas, una o dos veces por semana. Por ejemplo, ayunando la cena hasta la cena del día siguiente estarías haciendo un ayuno de 24 horas. En el periodo de ayuno se puede tomar agua, café y otras bebidas no calóricas. Es importante comer bien y saludable en los días de no ayuno.

Beneficios del ayuno intermitente

Reduciendo la ingesta de calorías, todos estos métodos deberían causar la pérdida de peso siempre y cuando no se compense comiendo mucho más durante los períodos de alimentación.

A continuación enumeramos algunos beneficios del ayuno intermitente:

  • Perderás peso.  Recientes estudios han observado que el ayuno intermitente y una dieta típica de restricción calórica durante 1 año, han sido igualmente efectivas para perder peso.
  • Menor riesgo de diabetes de tipo 2. El ayuno intermitente también puede tener beneficios para la prevención de la diabetes, el sobrepeso u obesidad es uno de los principales factores de riesgo para desarrollar diabetes tipo 2.
  • Mejora la salud del corazón. El ayuno intermitente podría llevar a una reducción de la presión arterial, la frecuencia cardíaca, el colesterol y los triglicéridos.

Todos estos beneficios y resultados no han sido oficialmente respaldados o confirmados. Por ello, el ayuno intermitente ha de llevarse con la mayor precaución y siempre con la revisión de un profesional.

El ayuno intermitente: cómo hacerlo y sus beneficios

Categoria: Vida
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *