Técnicas de respiración para correr

¿Practicar running es uno de tus proyectos para 2019? ¡Estupendo! ¡No has podido tener mejor decisión! El running es el deporte rey del cardio, una vez que empieces ya no podrás parar.

¡Correr solo tiene beneficios! Fortalece tu corazón y aumenta tu resistencia, es ideal para bajar esos kilos de más pues la quema  de calorías es muy alta y constante. Además proporciona bienestar a nuestra salud mental al liberarse endorfinas y minimizar el stress.

Empezar a correr debe ser un proceso que se ha de llevar con el máximo cuidado y teniendo en cuenta algunas importantes cuestiones. Entre ellas, aprender a respirar es fundamental para disfrutar del running y aumentar tu rendimiento progresivamente.

Pero ¿no todos respiramos igual? ¡No! Aprender la técnica de respiración adecuada es especialmente esencial para quienes son nuevos en el running. Utilizar una correcta técnica de respiración nos permitirá disfrutar del placer de correr, ayuda a aliviar los calambres, mantener el ritmo y, en algunos casos, evitar lesiones.

La mejor técnica de respiración aúna diferentes métodos muy efectivos para poner en práctica al lanzarte a quemar kilómetros:

Respiración nariz/boca

En un principio es posible respirar nariz/nariz, es nuestro procedimiento natural de respiración y, en ocasiones, es posible llevarlo a cabo. Desafortunadamente es una técnica que con el aumento del rendimiento se queda escasa y resulta incómoda.

Para ello es mucho más efectivo la técnica nariz/boca. Inspiraremos el aire por la nariz y exhalaremos por la boca. Respirar por la boca proporciona a los pulmones más oxígeno y permite restablecer de forma más efectiva la falta de oxígeno en momentos de necesidad.

¿Respiración de pecho o diafragmática?

Cuando se inhala y exhala por la nariz o la boca, se debe tener en cuenta de dónde se extrae ese aire. Si respiras desde tu pecho, no estas aprovechando al máximo el  consumo de oxígeno.

Respirar desde el pecho implica inhalaciones cortas y superficiales desde músculos intercostales en lugar del diafragma. Esta respiración es muy poco recomendable pues la espiración torácica es débil y no expulsa por completo el oxígeno de los pulmones con cada exhalación.

Para lograr la máxima eficiencia y rendimiento al correr, las respiraciones deben ser diafragmáticas. De esta manera el estómago se expande y se contrae, penetrando el aire en los pulmones ayudado por el diafragma. Respiraciones profundas diafragmáticas son las más óptimas para aprovechar el mayor volumen de oxígeno.

Ritmo de la respiración

Uno de los objetivos primordiales al respirar en el running es alcanzar aquel patrón de respiración que sea natural y cómodo.

No existe una proporción específica de respiraciones, todo depende de la persona y de la intensidad del ejercicio. Es aconsejable intentar varias secuencias hasta conseguir aquella que mejor se adapte a nuestras necesidades. Por ejemplo, para intensidad baja se recomienda una frecuencia 3:3, tres zancadas por cada fase de respiración.

Estas son algunas nociones sobre técnicas de respiración, recuerda que comenzar a correr requiere de una buena preparación.

Desde Sprinter te invitamos a  que conozcas el mejor equipamiento deportivo para running, las zapatillas más confortables y la mejor ropa para disfrutar del running de manera cómoda.

Técnicas de respiración para correr

Categoria: Deporte
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *