5 Cuentos para educar en igualdad de género desde la infancia

Escrito por el equipo de igualdad de la asociación de Educación Emocional Va de Cuentos.

Los cuentos son un instrumento pedagógico esencial en la infancia. Ofrecen a los niños y a las niñas patrones de conducta, modelos a seguir y personajes con los que sentirse identificad@s. Es decir, gracias a los cuentos aprenden a relacionarse “con y en” el mundo que les envuelve. Sin embargo, en los cuentos no siempre se observan relaciones igualitarias entre las mujeres y los hombres que aparecen, muchos siguen transmitiendo los roles tradicionales esperados para cada género. Por eso, es necesario educar en igualdad. El ofrecer cuentos exentos de estereotipos sexistas fomenta que tanto niñas como niños vayan interiorizando la igualdad de género. Te recomendamos echar un vistazo a nuestros talleres gratuitos sobre educación emocional.

A continuación te proponemos cinco cuentos que fomentan la igualdad de género.

5 Cuentos para educar en igualdad de género desde la infancia

¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa? De Raquel Díaz Reguera

¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?
¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?

Carlota es una princesa rosa. Su cuarto, su ropa y todas sus pertenencias son rosas. Pero un día se aburre del rosa y de tener que hacer cosas de princesa. Así que habla con su madre para convencerla de que ella, por encima de todo, es una niña y quiere realizar otro tipo de actividades, como viajar, jugar o correr; y llevar ropa de todos los colores, como rojo, verde o violeta. Así que poco a poco irá convenciendo a toda la corte de que ella es una niña y tiene las mismas necesidades que el resto de niñas y niños. Este es un cuento que nos ofrece una alternativa a las princesas tradicionales, que se muestran pasivas ante los acontecimientos de sus historias. Carlota decide ser la que tome las riendas de su vida.

Armando, de Fernando Pérez Hernando

Armando
Armando

Al padre de Armando le encanta el fútbol, y por eso ha decidido traerle un balón y enseñarle a jugar. Quiere compartir su gran afición con su hijo, pero a Armando no es lo que más le apasiona, así que decide darle un uso al balón muy especial… Gracias a este cuento podemos ver alternativas a lo que se espera de los niños, y los niños a los que no les gusta este deporte pueden verse identificados.

Yo voy conmigo, De Raquel Díaz Reguera

Yo voy conmigo
Yo voy conmigo

A nuestra protagonista le gusta un chico en el cole. Para que él la mire irá renunciando poco a poco a todo aquello que le hace ser como es. Cuando finalmente el chico la mira, ella ha dejado de verse. Ha renunciado a lo más importante, a ella misma. Con “Yo voy conmigo” se fomenta la autoestima y aprendemos a valorar todo aquello que nos hace ser personas especiales y únicas.

Los monstruos grandes no lloran, de Kalle Güettler, Rakel Helmsdal y Áslaug Jónsdóttir

Los monstruos grandes no lloran
Los monstruos grandes no lloran

A Monstruo Grande nada le sale bien, pero su amigo Monstruo Pequeño parece saber hacerlo todo a la perfección. Monstruo Grande quiere llorar cada vez que las cosas no le salen como quiere. Pero sabe muy bien que los monstruos grandes no lloran. Cada vez que se le dice a un niño que no llore, le estamos diciendo que no debe expresar sus emociones. Que debe reprimirlas porque no es lo que se espera de los niños. Así que este es el cuento idóneo para combatir esa expresión de que “los niños grandes no lloran”.

Ni guau ni miau, de Blanca Lacasa

Ni guau ni miau
Ni guau ni miau

Fabio es un perrito diferente, no le gusta hacer las cosas que se esperan de un perro. No ladra ni corre tras la pelota cuando se la tiran. Toda la familia le anima a que haga cosas de perro, esto a Fabio no le gusta y Max, su dueño, se da cuenta. Así que una noche decide seguirle y ve que Fabio es más feliz haciendo cosas de gatos. A partir de este momento Max respeta las preferencias de Fabio. Este cuento nos habla de diversidad y aceptación.

5 Cuentos para educar en igualdad de género desde la infancia

Categoria: Vida
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *