Todos los deportes tienen grandes ventajas, pero pocos son tan recomendables y completos como la natación. ¡Nadie habla mal de la natación! Tanto niños como personas de la tercera edad sumergen sus cuerpos en el agua y se dejan llevar por la serenidad y relajación que supone nadar. ¡Todavía estas a tiempo! Empezar a nadar puede ser uno de tus grandes objetivos para
esta vuelta al deporte. ¿Necesitas un empujón para dar el salto a la piscina? En Sprinter no solo te recomendamos bañador, además te animamos a empezar a nadar por las siguientes razones.

1.- Es una habilidad necesaria

Para empezar comencemos por lo más obvio, saber nadar puede salvar tu vida. Empezar a nadar y perfeccionar tu técnica te vuelve una persona más segura en el agua con las ventajas que ello supone.

2.- Es un deporte para todos

¡Todos podemos nadar! Personas deportistas, inactivas, embarazadas, niños, ancianos… es un buen deporte para iniciarse desde cero.

3.- Tonifica tus músculos

Uno de los beneficios más conocidos de empezar a nadar es su gran capacidad para tonificar los músculos. El agua es 784 veces más densa que el aire, por lo que la natación es una forma muy efectiva de fortalecer la musculatura, más que cualquier otra forma de ejercicio cardiovascular en tierra. Nadar genera una resistencia uniforme y controlada en el cuerpo, perfecta para trabajar todos los músculos.

4.- Es un deporte de bajo impacto

Los deportes de bajo impacto son aquellos que producen menos riesgo en las articulaciones. La natación es el deporte de bajo impacto por excelencia. Permite un suave ejercicio para las articulaciones, siendo ideal para personas mayores o aquellas que sufran algún tipo de lesión.

5.- Quema calorías bajo el agua

Nadar es un buen ejercicio quema-calorías, una buena sesión de natación pude llegar a quemar hasta 700 calorías. Muy pocos deportes llegan a estos números y con tan poco impacto para el cuerpo.

6.- Tu corazón te lo agradecerá

La natación es considera una de las grandes actividades aeróbicas. La natación fortalece el corazón, haciéndolo crecer. La acción de bombeo del corazón se vuelve más eficaz, lo que conduce a una mejor circulación sanguínea.

7.- Combate el dolor

Empezar a nadar mejora la fortaleza física y aumenta la flexibilidad reduciendo la inflamación de las articulaciones minimizando el dolor.

8.- Mejora el sueño

Una buena sesión de natación deja tu cuerpo en un estado de relajación muscular ideal para combatir el insomnio. Estudios recientes confirman que la práctica de la natación mejora la calidad de vida y del sueño.

9.- Relajación- Cuerpo-Mente

Existen corrientes de opinión que hablan de la natación como un ejercicio cercano al yoga. La natación implica un manejo cuidadoso de la respiración ordenado con la repetida extensión y relajación de los grupos musculares. Con el paso del tiempo y la práctica, la memoria muscular se incrusta en el patrón de la respiración automatizándose los movimientos y creando una sensación de deslizamiento en el agua, alineándose cuerpo y mente en un estado relajado. ¿Cómo te has quedado?

10.- Fácil de aprender

¡Es un hecho! ¡Nadar es fácil de aprender! A diferencia de otros deportes, cualquier persona, no importa edad, puede aprender a nadar. Cursillos de iniciación, de perfeccionamiento… existen un gran abanico de posibilidades para empezar a nadar. Podemos seguir enumerándote más razones para empezar a nadar… pero el mensaje sería el mismo ¡Mójate! Solo te queda buscar el mejor equipamiento para empezar nadar y sumergirte en esta actividad apasionante.

 

 

 

 

10 razones (y consejos) para empezar a nadar

Categoria: DeporteVida
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *