zapatillas de running

Si aún dudas cuando vas a comprar tus nuevas zapatillas de running es porque no te fijas en los pequeños detalles. Estos son los que harán que tu salida haya sido un éxito y vuelvas aún más enamorado de tu nuevo tesoro o que ya te estés arrepintiendo de la elección. Así que te contamos los errores más comunes que nunca volverás a cometer cuando te dirijas a por tus nuevas zapatillas de running:

No compres por moda ni recomendación

Puede que esas zapatillas de running sean una preciosidad y perfectas para tu cuñado o para el deportista del anuncio, pero quizás ese diseño no sea el más adecuado para ti y su horma no se adapte a tu forma del pie. Así que, si no notas el pie protegido debes elegir otro modelo aunque por fuera no te parezca tan atractivo.

No vayas a primera hora de la mañana

El pie está descansado y menos dilatado a estas horas. Así que te recomendamos que acudas después de toda la jornada, tras haber trabajado, salido a comprar, incluso practicado deporte. Entonces tu pie ya habrá cogido una forma más parecida a la que acabarás teniendo cuando salgas a correr, es decir, un pie más hinchado y cansado.

No vayas a comprar sin saber lo que necesitas

Es importante que sepas para qué las vas a utilizar y que todas las preguntas que te hacemos aquí las tengas claras. Por ejemplo ¿son una zapatillas para entrenamientos intensos? ¿por qué tipo de terreno vas a correr? Por ejemplo las Nike Downshifter son perfectas para corredores que empiezan a ir por asfalto ya que su suela lisa aporta amortiguación y un buen deslizamiento, pero no son recomendables para terrenos montañosos en los que es necesaria una suela dentada.

zapatillas de running

No estés menos de 5 minutos probándote las zapatillas de running

No vayas con prisas, el pie tiene que acostumbrarse a los materiales y debemos andar con ellas incluso probar a correr si fuera posible. ¡No tengas vergüenza! Así conseguirás tener una sensación más parecida a la real.

No vayas en ropa casual

Tampoco hace falta que vayas equipado de arriba a bajo, pero intenta llevar las mallas y los calcetines deportivos con los que sueles correr, eso si ¡limpios! =) Así tendrás una sensación más parecida que si llevas un calcetín de vestir por ejemplo.

Como ves, cada pie es un mundo y no debemos olvidar que lo importante cuando nos hacemos con unas nuevas compañeras de viaje es que estemos cómodos, nos protejan el pie y disfrutemos en cada zancada.

Por eso te recomendamos que acudas a cualquiera de nuestras tiendas Sprinter y te sientas libre de probarte y probarte hasta que encuentres la zapatilla de running que te ayude a sacar #TuMejorVersion.

Zapatillas de running: Errores que no debes cometer

Categoria: Deporte
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *