educa respeto

Los papás y las mamás tenemos claro que nuestr@s hij@s deben practicar deporte y que es muy importante para su desarrollo físico y emocional. Las dudas vienen cuando tienes que ayudarle a elegir el deporte que más encaje con su forma de ser o sus expectativas. Para ayudarte, hoy te proponemos un deporte que a primera vista puede asustarte pero que aporta muchos beneficios: el rugby. Se trata de una disciplina deportiva llena de valores que educan respeto. Vamos a descubrirlo:

¿Qué valores inculca hacer Rugby?

Esta disciplina aporta algo más que valores, crea nuevas percepciones en los niños y los educa en una línea muy positiva para ellos.

Inculca respeto y compañerismo

Si tu primer pensamiento ha sido que el rugby es un deporte violento, no estás del todo en no cierto. Existe un cuerpo a cuerpo, sí, pero eso no implica que sea violento o agresivo, sino que se trata de uno de los deportes donde se inculca el respeto, el cuidado por no sobrepasarse, el conocimiento del cuerpo y el compañerismo ya que se defienden como equipo.

Implica disciplina

El rugby es un deporte que requiere mucha disciplina y mucho conocimiento de las reglas para cumplirlas a rajatabla y evitar lesiones en uno mismo y en el resto de compañeros. De esta forma y casi sin darse cuenta, l@s niñ@s aprenden desde pequeños a responsabilizarse de sus acciones y a calibrar las consecuencias de sus actos. Un beneficio emocional muy valorado y a tener en cuenta.

Favorece el compañerismo

El rugby además de educar en el respeto también favorece la sociabilidad de l@s niñ@s, el compañerismo y los grandes valores de la amistad. La cooperación entre todos los miembros del equipo es imprescindible para el triunfo conjunto y el juego limpio además, es fundamental.

Como beneficios individuales para los peques encontramos que la práctica habitual del rugby desde pequeñ@s, les convierte en personas resolutivas, autónomas, enérgicas y con un enorme respeto por los demás.

Mejora las habilidades motrices

Otra de las características del rugby es que l@s niñ@s corren hacia delante pero tienen que pasar la pelota hacia atrás. Este tipo de acciones hacen que desarrollen mejor su coordinación espacio temporal, la agilidad y un desarrollo muy completo de la musculatura.

La rapidez, la resistencia y la concentración también se ven muy favorecidas puesto que es una disciplina que requiere mucha atención.

Al aire libre

Y por último, el hecho de que los peques practiquen deporte al aire libre es muy importante porque es garantía de diversión,  desconectan de la rutina, respiran aire fresco y se hacen fuertes ante los adversidades climatológicas 🙂

No sabemos qué deporte escogeréis entres los peques y las mamás y papás pero esperamos que el concepto del rugby haya mejorado.  

Rugby: el deporte que educa respeto

Categoria: Deporte
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *