Si no habías pensado en el patinaje como deporte para ti, es hora de que sepas que es una de las mejores opciones para ponerte en forma de una manera fácil y divertida. Aunque a priori pueda parecerte difícil practicarlo, con un poco de constancia en poco tiempo todo irá sobre ruedas.

Lo primero que deberás hacer, a parte de hacerte con unos patines que se ajusten bien a tus pies, es equiparte con las protecciones necesarias para evitar posibles lesiones. Proteger con un casco la cabeza y utilizar coderas y rodilleras es un requisito básico para cualquier patinador. Estos accesorios son fáciles de encontrar en las tiendas de deporte y con un precio asequible. Lo mejor es que un dependiente especializado pueda asesorarte sobre los modelos que mejor se ajusten a tus necesidades.

Comienza a rodar por superficies planas y que no sean muy deslizantes, de esta forma podrás empezar a practicar el deporte sin coger una velocidad excesiva que no puedas controlar. Para aprender técnicas básicas como los giros o las frenadas, puedes apuntarte a los clubs de patinadores que haya en tu ciudad. Aunque no hayas oído hablar de ellos, son mucho más comunes de lo que te imaginas. Si prefieres empezar por libre, en internet y en aplicaciones especializadas encontrarás videos tutoriales que te servirán de referencia.

Ten en cuenta que el patinaje sobre ruedas es una opción para todos los públicos y para todas las edades, por lo que podrás invitar a tus amigos, familiares o compañeros de trabajo a practicarlo contigo ¡en equipo siempre es más divertido!

Además, el patinaje no es solamente un deporte, también es un medio de transporte. Muévete sobre patines por toda la ciudad: a trabajar, a la compra, a la biblioteca, etc. Ahorra tiempo mientras que te pones en forma, contribuyendo a la vez a reducir los índices de contaminación de la ciudad y mejorando la movilidad urbana.

Podrás patinar por las carreteras de tu ciudad, siempre prestando una especial atención a los vehículos que circulen y, por supuesto, a las señales de tráfico. Además, también podrás desplazarte por los carriles bici y, cómo no, por los parques y zonas recreativas cercanas.

¿Necesitas más razones para sumarte al rolling? Súbete a unos patines y comienza a hacer del rolling un estilo de vida para mejorar tu salud, tu estado físico y la movilidad responsable y sostenible de tu ciudad.

Patines, la forma más divertida de ponerte en forma

Categoria: DeporteNO HAY RUTINA
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *