nordic walking

¿Te encanta caminar y no tienes previsto parar este invierno? Entonces, ¡ponte en marcha con el nordic walking! La marcha nórdica es una modalidad de caminata que utiliza bastones específicos y cuya técnica se asemeja a la del esquí de fondo nórdico. De hecho, nació en los países escandinavos como alternativa para los esquiadores de fondo para mantener la forma física fuera de la temporada de nieve. Por ello, el nordic walking se realiza sobre cualquier terrero (pista, asfalto, sendero). Tan solo necesitas tu ropa de trekking, unos bastones y una técnica adecuada. Estate atento a los consejos que te damos a continuación para ponerte en forma con la marcha nórdica este invierno.

¿Para quién está indicado el nordic walking?

En principio, el nordic walking es un deporte al aire libre apto para todo el mundo. Si sales a caminar con frecuencia a buen ritmo o realizas rutas de senderismo habitualmente, entonces estás más que capacitado para practicar la marcha nórdica. Únicamente deberás prestar atención a la técnica especial que requiere el nordic walking y de la cual hablaremos en el siguiente punto.

Sin embargo, para quienes no estén habituados a caminar a ritmos ligeros o a realizar ejercicio físico, es aconsejable que comiencen poco a poco con caminatas cortas y a ritmos que permitan llevar bien la respiración sin fatigarse. Conforme se va ganando forma física, se puede ir incrementando la intensidad de la actividad.

Sea cual sea tu caso, lo que es seguro es que el nordic walking te proporcionará algunos beneficios para tu salud: ganarás flexibilidad, coordinación, fuerza y resistencia; incrementarás el gasto calórico gracias al uso de los bastones; y mejorarás los dolores de espalda al fortalecer los músculos de la espalda.

Técnica del nordic walking

El nordic walking existe desde hace más de 10 años y en este tiempo han surgido diferentes técnicas. No obstante, la más conocida es la llamada técnica ALFA: Andar erguido, Largos los brazos, Formar el ángulo correcto con el bastón, Adecuar el paso. Con ello, si vas a practicar la marcha nórdica, te recomendamos que sigas esta técnica para perfeccionar tu postura corporal y el movimiento al caminar con los bastones.

De este modo, los puntos más importantes a recordar cuando practiques la marcha nórdica son:

  • Mantener el cuerpo erguido con una correcta alineación de la columna vertebral porque esto es lo que te permitirá clavar bien el bastón.
  • Mantener los brazos bien estirados en todo el trayecto de impulso y retracción.
  • El bastón debe formar un ángulo de 55-60 grados con respecto al suelo en ambas posiciones (delantera y trasera).
  • El paso que des debe ser de la misma amplitud que marques con el brazo extendido que inicia el impulso, ni más corto ni más largo.

Equipamiento necesario para el nordic walking

El nordic walking no requiere de una gran equipación específica. Si además eres un aficionado a los deportes de montaña, seguramente tengas ya en tu armario gran parte de la ropa y los complementos que vayas a necesitar. Los más importantes para practicar la marcha nórdica en invierno son:

Ahora que ya sabes de qué se trata, ¿a qué esperas para probarlo?

Descubre el nordic walking esta temporada

Categoria: DeporteNO HAY RUTINA
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *