Los valores que el deporte aporta a los más pequeños de la casa son infinitos y nadie duda de la multitud de beneficios que conlleva para ellos. Además de contribuir a su desarrollo físico, ser una excelente forma de prevenir la obesidad infantil y mejorar sus habilidades sociales, les ayuda a comprender elementos muy importantes para su vida adulta: esfuerzo, responsabilidad, cooperación, responsabilidad…

Cuando son más pequeñitos son los padres los que deciden el deporte que desean para sus hijos, aunque siempre hay que tener en cuenta factores como las cualidades o el carácter de los niños. A la hora de elegir actividad siempre suele surgir la gran pregunta, ¿deporte individual o colectivo?

Deporte individual

Natación, atletismo, gimnasia, judo… son solo unos ejemplos de deportes individuales en los que los niños, principalmente, trabajan para superarse a través de un objetivo. En estos casos se compite contra uno mismo o contra un adversario, siendo él mismo el que tenga que asumir sus propios retos, siendo el único responsable de todas sus victorias y derrotas. Una de las principales ventajas de los deportes individuales es que ayudan a potenciar la confianza en uno mismo.

A pesar de esto, el deporte individual en edades muy tempranas tiene una pequeña pega y es que el apoyo de un equipo en edades muy tempranas favorece la socialización y el espíritu de compañerismo. Aunque, ojo, a pesar de que la competición es individual, los entrenamientos de estos deportes suelen ser en grupo.

Deporte colectivo

Fútbol, baloncesto, balonmano, voleibol son los primeros nombres que nos vienen a la cabeza cuando hablamos de deportes en grupo. Estas actividades fomentan el autocontrol, el respeto a los demás, el trabajo en equipo y, sobre todo, la amistad, ese valor que siempre es importante, pero en esta etapa mucho más. La responsabilidad es uno de los principales valores que se desarrollan en los deportes de equipo, ya que se les enseña desde bien pequeñito el clásico lema de “uno para todos y todos para uno”.

Sin duda alguna para los niños más tímidos los deportes en equipo son perfectos, ya que mejorarán sus habilidades sociales e irán perdiendo más la vergüenza. Además, otra de sus grandes ventajas es que en aquellos momentos de debilidad, siempre habrá alguien que te ayude a tirar y te motive para seguir luchando.

Pero, elijas lo que elijas, lo más importante es que el niño se divierta y goce del deporte. Solo queda elegir la equipación correcta y disfrutar 🙂

Para los niños, ¿deportes individuales o colectivos?

Categoria: EL LADO BUENOVida
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *