par de nomadas bicicletas

Alberto y Ana eran una pareja normal con una vida normal, hasta que un día normal decidieron coger sus bicicletas y romper con la rutina. Ya han recorrido Sudamérica y Malasia, sumando miles de kilómetros. Hablamos con Par de nómadas y nos dejamos inspirar:

‘Los sueños no se eligen, sino que a veces son los sueños los que nos eligen a nosotros’ ¿Cómo sentisteis que este sueño os elegía?

‘Todos tenemos dos vidas y la segunda empieza cuando nos damos cuenta que sólo tenemos una’ A partir de esta sencilla reflexión, y después de perder a un ser querido de forma prematura, nos planteamos cómo utilizar ese regalo que es la vida. No queríamos arrepentirnos de lo que no hemos hecho y de los sueños que no hemos perseguido. Cuando decidimos empezar con esa aventura, sólo sentimos que debíamos hacerlo.

Decís que vuestro reto como Par de nómadas no es ni deportivo ni de ciclismo, ¿qué tipo de reto es?

Se trata de un reto vital, de escapar de aquello que no nos estimula en nuestra vida y de intentar perseguir lo que nos apasiona. Para embarcarte en una aventura de este tipo necesitas antes que nada despojarte de miedos y prejuicios, el reto no es conseguir lo que sueñas, eso da igual, el reto es intentarlo, especialmente si el entorno que te rodea te dice que es una locura.

¿Cómo animaríais a otras personas a perseguir sus sueños?

Lo más difícil no es encontrar el dinero, ni el tiempo, que suelen ser los tópicos más recurrentes para justificarse a uno mismo, lo más difícil es encontrar valor y por desgracia el valor no se compra en el supermercado. Tampoco creemos que el valor lo traiga uno de serie cuando nace, no, el valor es algo que se aplica en determinados momentos y en determinadas circunstancias y si quieres hacer algo de verdad, necesitas armarte de mucho valor para enfrentarte a tus miedos y lanzarte al vacío.
¿Qué pasará cuando hayas saltado?, pues el tiempo lo dirá, pero a nosotros nuestra experiencia nos ha enseñado que lo que suele ocurrir es que siempre sales adelante, que creces, que te haces más fuerte. ‘Intenta hacer cada día hacer algo que te de miedo’

Cuando se cuenta vuestra historia, suena todo muy bonito e ilusionante; sin embargo, seguro que ha habido momentos más duros:

¡Por supuesto que ha habido malos momentos! Hay días que te duelen las piernas, días que te duele el trasero, estás completamente a merced de las inclemencias meteorológicas y no tienes más remedio que seguir pedaleando. Una de las peores situaciones es caer enfermo en lugares remotos, a veces incluso sin poder quedarte en algún alojamiento. En nuestro caso, lo peor ha sido sufrir un terrible mal de altura en Perú o quedarnos sin agua ni comida después de más de diez días en medio de la nada.

Los malos momentos son inevitables, pero también son necesarios, para apreciar los buenos ratos y sales fortalecido para siempre.
¿Nos contáis lo más destacado de cada una de vuestras rutas con Par de nómadas?

En Centro y SudAmérica, ante todo destacaríamos el cariño que recibimos de la gente en todos los países por los que pasamos.
A nivel de entornos naturales, cruzar el Salar de Uyuni en bicicleta, acampando en medio de la nada, en absoluta soledad y bajo el más grande manto de estrellas que uno se pueda imaginar, no creo que tenga comparación alguna.

Como viajeros ciclistas en modo experto, ¿qué consejos daríais a los que van a seguir vuestros pasos?

Nuestro mejor consejo es que no se preocupen en prepararlo todo a conciencia, la aventura es tomar las cosas como vienen, no importa lo que planees, no importa lo que desees, las cosas sucederán como tengan que suceder, no hay más, adaptarse es parte del trato.

A nivel técnico y de equipamiento, somos partidarios de utilizar material simple, lo más sencillo posible, fácil de reparar y sobre todo fiable y duradero.

En el horizonte está vuestro reto más ambicioso como Par de Nómadas: llegar hasta Pekín por la Vía de Marco Polo. ¿Qué expectativas tenéis antes de partir?

Es un sueño, ¡otro más!, la idea es partir desde nuestra casa en La Nucía (Alicante) y llegar a Pekín, Shangai, o quién sabe…, atravesando Asia Central pasando por las míticas ciudades de la antigua Ruta de la Seda, Dusambé, Bujará, Samarcanda…, además queremos cruzar a China subiendo a los Pamires y vagabundear por la estepa de Mongolia. Nuestras expectativas pasan por conocer nuevos lugares, convivir con gentes diferentes, aprender todo lo que podamos e intentar convertirnos en mejores personas.

Entrevistamos a ‘Par de nómadas’

Categoria: Estilo
2

2 comentarios

  • Enhorabuena! Mucho éxito en vuestro próximo viaje.

  • Hola! Soy de Benidorm y tambien hago viajes en bicicleta. Me gustaria seguiros, donde puedo hacerlo?
    un saludo
    jose

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *