afterburn

¿Conoces el efecto afterburn? Se llama así al tiempo en el que tras el entrenamiento nuestro cuerpo sigue quemando calorías. Esto suele durar entre 24 y 30 horas y es perfecto si lo que buscamos es perder peso más rápido de lo habitual. Pero ¿sucede siempre que practicamos deporte? Te lo contamos:

Cómo funciona realmente el efecto afterburn

Lo cierto es que no siempre sucede, depende de varios condicionantes y lo primero que tenemos que tener en cuenta es que nuestro cuerpo necesita más oxígeno para generar más energía y por tanto quemar más calorías. Así a más intensidad, más oxígeno necesitaremos consumir y cuando acabemos el entrenamiento más le costará a nuestro cuerpo recuperarse y volver a su estado de reposo por lo que seguiremos quemando calorías. Por eso cuando terminemos, aunque parezca que nuestra respiración poco a poco se normaliza, lo cierto es que la respiración de las células continúa acelerada y es en este momento cuando seguimos quemando.

Los más entendidos consideran que el efecto afterburn se consigue según la intensidad y duración del ejercicio. Otros consideran que la mejor opción es alternar el ritmo del entrenamiento para conseguir mejores resultados.

Lo que está claro es que hay que seguir 3 directrices fundamentales para que se produzca el efecto afterburn:

Ritmo alto

Es importante porque será entonces cuando necesites respirar más veces. El ritmo perfecto es aquel en el que te empiece a costar hablar. Comienza con un ritmo suave y ve acelerando. También puedes intercalar ritmos para que tu cuerpo no se acostumbre al nivel de oxígeno y tenga que trabajar más, por ejemplo puedes ir 15 minutos a paso ligero y hacer un sprint de 5 minutos.

Ejercicios de cardio

Queda demostrado que el cardio es la técnica que más estimula el efecto afterburn gracias a su intensidad. Deportes interesantes son spinning o running y se recomienda que se intercalen con ejercicios de tonificación o fuerza para aumentar la respiración ya que los cambios de intensidad son los que aceleran el ritmo cardiaco.

Mínimo sesiones de 45 minutos

Será a partir de entonces cuando tu cuerpo habrá trabajado lo suficiente como para acelerar tu respiración y necesitará más tiempo para recuperarse.

Ahora que ya sabes toda la verdad sobre el efecto afterburn, solo tienes que equiparte para tu clase de cardio y al acabar, disfrutar de perder calorías sentada en el sofá 🙂

Mitos y verdades del efecto afterburn

Categoria: Deporte
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *