Dogga

¿Te imaginas haciendo yoga con tu perro? Si ya veíamos algunas disciplinas nuevas como el aeroyoga o muchos runners que practican el canicross, ahora es el momento de que los yoguis puedan hacer lo mismo: disfrutar de su deporte favorito con su mascota. Así nace el doga, que propone unas clases especiales adaptadas al dueño y a su perro para que juntos puedan desarrollar esta disciplina. A continuación te contamos todo lo que necesitas saber sobre el doga.

Doga: ¿En qué consiste?

A diferencia de lo que puedas pensar en un principio, el doga no consiste en que tu perro y tú llevéis a cabo una clase completa de yoga. Muy al contrario, el doga intenta adaptarse a tu mascota para que juntos podáis disfrutar al máximo de cada sesión. Una clase habitual de doga combina posturas basadas en el yoga con estiramientos y masajes relajantes para el animal. Cada postura, como decíamos, está adaptada a tu mascota, ya que en este caso el tamaño influye en parte en que se puedan realizar unas u otras posturas. Lo importante es que tu perro se divierta contigo y no sufra ningún malestar durante la actividad.

¿Cuáles son los beneficios del doga?

Los beneficios del doga son numerosos tanto para el dueño como para su mascota. El principal objetivo es que a través de estos ejercicios compartidos se refuerce la conexión entre ambos. Además, si la actividad se practica conjuntamente con otras personas y animales, es una gran manera de que tu perro se acostumbre a estar con ellas en un ambiente relajado y placentero. Aparte de ello, los estiramientos y los masajes que incluyen las clases de doga también mejorarán la circulación de tu mascota y su flexibilidad, y le ayudarán a relajarse con su dueño.

¿Dónde se puede practicar el doga y qué necesito para empezar?

Puedes practicar el doga en casa, en el parque o acudiendo a una clase colectiva. Existen ya muchos centros de yoga que han incluido esta variante en su oferta de actividades. Sin embargo, los expertos recomiendan que se inicie en casa durante unos minutos cada día para que la mascota comience a asociar el material de trabajo con unos momentos de relajación y diversión junto a su amo.

Para empezar únicamente necesitas una esterilla, unas mallas, unas deportivas  y aprender unas pautas básicas de posturas y movimientos. Estas pautas te las puede indicar un instructor de doga como método de iniciación.

¿Te animas entonces a practicar yoga con tu perro?

Doga: practica yoga con tu perro

Categoria: JUNTOS ES MEJORVida
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *