cuidar y mantener botas de montaña

Está claro, tus botas de montaña no van a durar para siempre, pero puedes intentar alargar su vida y mantenerlas como nuevas por mucho más tiempo. Solo tienes que poner en práctica estos sencillos trucos, en tus largas travesías y rutas.

Antes de salir con tus botas de montaña

botas de montaña cuidados

HI TEC ALTITUDE Botas Montaña

Es el momento de prevenir y proteger nuestras botas de los agentes externos. Para ello, empieza aplicando vaselina en los elementos metálicos, así evitarás que se oxiden. Además, si sabes que en tu ruta pisarás charcos y zonas enfangadas o incluso podría llover, te recomendamos que rocíes tu calzado con productos específicos hidrofugantes o impermeabilizantes, para mantener tus pies calentitos.

Durante la ruta

calcetines de montaña

Calcetines Montaña BORIKEN BORICAT

Si cuentas con realizar un trayecto largo y húmedo, suma a tu mochila un par de calcetines más, con la intención de rotarlos a lo largo de tu ruta. Hacer esto te ayudará a mantener tus botas secas y eliminar la humedad interna de estas.

Después de la aventura

Al llegar a casa, es el momento en el que más tiempo debes dedicar a limpiar y cuidar tus botas de montaña con la intención de dejarlas preparadas para tu próxima salida.

Lo más probable es que estén sucias o llenas de barro, por lo que puedes golpearlas ligeramente para eliminar la tierra. Si con esto no es suficiente, debes limpiarlas con un paño humedecido sin frotar en exceso para no estropear el material.

Además, es importante que la suela de la bota conserve su dibujo original, con surcos diseñados para una mayor adherencia y evitar resbalones. Por lo que te recomendamos eliminar con un cepillo de púas semi-rígidas las pequeñas piedrecitas, hojas y más barro que se hayan podido quedar incrustados en la suela.

cuidados para las botas de montaña

No solo debemos limpiar las botas de montaña por fuera, también por dentro. Si tus botas lo permiten, quita las plantillas y déjalas secar, e incluso lávalas y aplícales un desodorante de pies. Para acabar, rellénalas con papel de periódico, absorberá la humedad interior.

Cuando hayas terminado y ya estén perfectas otra vez, nútrelas con crema para que no se agrieten. Pero antes déjalas secar de forma natural y a temperatura ambiente. Nunca frente a cualquier fuente de calor que pueda estropearlas, como el sol directo, una fogata o un calefactor, etc.

Por último, si vas a realizar una excursión, te recomendamos que durante la noche no dejes tus botas fuera de la tienda de campaña ya que se podrían congelar y quebrar por el frío. E incluso podrían ser el cobijo perfecto de algún roedor.

Así que antes de calzarte revisa que no haya ningún visitante, no vayas a llevarte ¡un buen mordisco!

Cómo cuidar y mantener tus botas de montaña

Categoria: Deporte
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *