Consejos para ir a la piscina con tu bebé

Seguro que estás deseando pasar un día en la piscina con tu peque y disfrutar de sus primeras reacciones en la piscina o playa. No sabemos si eres de esas mamás que cargan con una bolsa enorme llena de ‘por si acasos’, los manguitos, las gafas, la crema solar, la sombrilla y un sin fin de trastos que estás más que segura de que no vas a utilizar pero ¿y si esta vez me hacen falta? piensas cada vez que los coges. Así que vamos a ponerte las cosas fáciles y a contarte lo que es realmente importante para que tú y tu bebé paséis un rato estupendo y sin imprevistos en la piscina: Consejos para ir a la piscina con tu bebé.

Estos son nuestros consejos para ir a la piscina con tu bebé:

Antes de salir de casa

Elige un momento del día en el que no haya mucha gente para que el bebé esté relajado y que el sol tampoco esté en su hora punta para no dañar su piel.

Aplícale la crema protectora antes de salir de casa, ya que por corto que sea el camino a la piscina, el sol os acompañará y debemos evitar los filtros UV sobre todo en las pieles de los más peques. Aunque cuando llegues tampoco debes olvidar aplicarle de nuevo la loción e ir repitiendo el proceso cada cierto tiempo.

No acudas a la piscina en los momentos de sueño o comida del bebé, porque estamos seguros de que él o ella los echará de menos y se pondrá nervios@ y tens@ sin que podáis disfrutar de vuestro tiempo juntos.

Mientras disfrutáis del baño

Consejos para ir a la piscina con tu bebé

Unos de nuestros mejores consejos para ir a la piscina con tu bebé es que le pongas un bañador que le cubra y proteja sus zonas más sensibles. Además este modelo de Paraqua consigue una sujeción súper cómoda.

No le metas de golpe y cógele para que se sienta segur@. Hazlo poco a poco. Siéntalo en la orilla, mójale los pies y juega con él o ella hasta que sientas que decide entrar contigo al agua. Hazlo poco a poco.

Juega con él o ella para hacer del baño en la piscina una aventura divertida y que le apetezca repetir. Hundiros en el agua, enséñale a patalear y a tirar burbujas por la nariz. Si es más mayor y se siente seguro puedes ponerle unos manguitos o bien una mini lancha hinchable, diseñada para niños pasivos en el agua. Esto que significa? Niños pasivos suena raro Lo he cogido de la Web. lo tenéis puesto así. Es para nanos que no nadan, que son pasivos en en el agua.

Seguro que os lo estaréis pasando súper bien, pero no debes alargar su baño más de 10 minutos porque aunque el agua esté tibia, su cuerpo comenzará a enfriarse y podría constiparse. Además, el cloro podría estropear su piel.

Tras el baño

Uno de los consejos para ir a la piscina con tu bebé más importante es bañarlo con agua dulce antes de secarlo para eliminar el cloro y otras sustancias de su piel.

Cuando esté bien limpio sécalo bien con la toalla dándole pequeños toques para eliminar toda la humedad de su cuerpo sin dañar su piel y no dejar zonas mojadas.

Tras el baño, divertíos juntos haciendo castillos en la arena si estáis en la playa o jugando con una pelota en la piscina. Eso sí, siempre intentando estar el mayor tiempo debajo de la sombrilla.

Como ves, puedes acudir a la piscina o playa sin necesidad de tener que estresante, solo necesitas planificarte previamente, buscar una sombra y ganas de ¡disfrutar en el agua!

Consejos para ir a la piscina con tu bebé

Categoria: Vida
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *