Cómo superar las lesiones

No hay nada peor para un deportista que una lesión. Muchas veces llega en los mejores momentos de forma y supone, más allá de lo físico, un duro golpe para la moral de quien la sufre. Además, una vez superada, siempre queda el miedo de recaer, lo que muchas veces limita el rendimiento del deportista. Este periodo de “post-lesión” psicológica es muy duro de superar para algunos deportistas y, sólo mediante el esfuerzo y el trabajo constante, pueden lograrlo.

En Sprinter sabemos que esto no sólo les ocurre a los grandes deportistas. Si hace poco hablábamos de lo importante que es saber encajar una derrota en cualquier aspecto de nuestra vida, hoy queremos ayudarte a superar los problemas de tu día a día igual que los deportistas afrontan sus lesiones. Por eso, te traemos la “Guía para superar las lesiones de tu vida”:

  • El primer paso es asumir la lesión sin desesperar. Los deportistas muchas veces ignoran su lesión y fuerzan o, por el contrario, se hunden en la desesperación por lo que les ha ocurrido. Es esencial que afrontes tu problema sin perder la cabeza: algo malo ha ocurrido, pero ¡todo tiene solución y podrás volver más fuerte que antes!
  • El segundo paso es el tratamiento. Los atletas normalmente combinan tiempo de reposo y sesiones de fisioterapia, en las que también se concretan plazos y métodos de recuperación. En tu caso, párate a pensar en qué ocurre y cómo solucionarlo. Habla tranquilamente con tus amigos y familiares y busca la solución a tus problemas.
  • Ya casi lo tenemos, ahora hay que ir poco a poco. Entramos en una fase de recuperación activa o rehabilitación. Es una etapa para que el jugador, una vez se han ido aplicando las soluciones a su lesión, recupere la forma y las sensaciones mediante trabajos específicos y progresivos. Tú eres un Urban Hero, así que ya sabes lo que toca: pon en marcha las soluciones a tus problemas y comprueba cómo, poco a poco, van siendo cosa del pasado.
  • Última fase: vuelta a la normalidad. Es el momento de retomar todo con más fuerza que antes. Te costará, al principio pensarás que puedes recaer y que el problema puede volver otra vez. Debes despejar tu mente de esas sensaciones negativas y quedarte con todos los avances. ¡Ya lo tienes hecho!

Por supuesto, hay lesiones de todo tipo y gravedad, pero si esas personas en mallas y pantalón corto pueden superarlo, ¡tú también!

Cómo superar con éxito las lesiones de tu vida

Categoria: DeporteNO HAY RUTINA
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *