Debido a la gran variedad de marcas y componentes que existen en el mercado hoy en día, el hecho de poder tomar la decisión de cuál será la bicicleta perfecta se nos complica. No todo el mundo tiene los conocimientos técnicos necesarios para poder tener un criterio propio para valorar si la bici que está planteándose comprar es buena o no. En este post voy a intentar daros algunos consejos para que podáis dar en la diana en la elección de vuestra próxima bici.

¿Para qué quiero una bicicleta? ¿La voy a usar?

Parece obvio pero ésta es la primera pregunta que debemos hacernos todos antes incluso de dar el paso a abrir nuestras carteras y hacer la intención de desembolsar un dinero, a veces demasiado e innecesario, a la hora de adquirir una bicicleta. La compra de una bicicleta es un desembolso importante por lo que lo primero que tendremos que valorar es si realmente le vamos a dar el uso que se merece. Alucinaríais con la de gente que conozco con bicicletas de más de 1.000€ e incluso 3.000€, auténticas joyas, y que las tienen cogiendo polvo en el garaje.

Una vez tengamos la convicción de que sí, efectivamente, vamos a utilizar con bastante frecuencia esa bicicleta, la siguiente pregunta a la que deberíamos contestar es a qué tipo de uso le vamos a dar: no es lo mismo querer una bicicleta para ir a dar un paseo los domingos por la playa, que una con la que desafiar los caminos más técnicos de cada montaña. En el primero de los casos te bastará con una bicicleta sencilla y barata, mientras que en el otro, tendrás que optar por una opción más técnica y cara, sobre todo si tu intención es que te dure un tiempo y no te deje tirado a las primeras de cambio.

¿En qué debemos fijarnos para saber si una bici es buena o no?

A la hora de buscar nuestra bici perfecta se deberían conocer algunos conceptos básicos sobre componentes de bicicletas con el fin de acertar lo máximo posible en nuestra elección. Cosas como “el número de velocidades”, “frenos de disco que frenan mucho”, si “el cambios es Shimano o no”…

Si lo que buscas es una bici de montaña no muy cara pero que en cuanto a componentes pueda responderte más o menos bien (como es mi caso), deberás fijarte en que los cambios sean unos Shimano Deore o superiores, los frenos de disco, a ser posible, sean hidráulicos (que no mecánicos, por cable), y que la amortiguación sea similar o superior a una Rockshox 30. Si además la amortiguación es posible bloquearla (para cuando alternas carretera con montaña), será la repera.

¿Sobre qué precios podemos encontrar una bici buena, bonita y barata?

Aquí está la pregunta del millón, señores. Mi primera bici más o menos buena me costó unos 300€. Era una bicicleta de cuadro de aluminio, con ruedas de 26”, cambios Shimano Alivio que rozaban el aprobado, frenos v-brake y una amortiguación de 5 raspado. Me dio muy buenos años pero a la que le empecé a dar un poco más de caña, ya no me respondió tan bien. Mi siguiente bici me costó 700€. El cuadro era de Cromoli (más resistente pero también más pesado que el aluminio), tenía unas ruedas de 26”, un único plato y 8 piñones, una buena amortiguación pero unos frenos de disco mecánicos. Ésta es la bici a la que más caña le di y mejor me ha respondido, pero de reprochar algo, lo único que le eché en falta fueron unos mejores frenos y mayor ligereza.

Dicho esto, lo que quiero decir es que si lo que buscamos es una bicicleta que no se nos vaya mucho de precio pero que a la vez cumpla el expediente, el desembolso que tendremos que hacer será de unos 450-700€ (como es el caso de éstas), pero si realmente queremos tener garantías, la que sin duda os recomiendo, sobre todo porque es la que yo tengo y he podido probar en situaciones bastante duras, es la Mitical Krypton 27’5”. Creo que en cuanto a calidad precio es una de las mejores bicicletas que hay ahora mismo en el mercado.

Tip para que tu bici parezca “más pro”

Una vez nos hayamos decantado por una bicicleta, uno de los “tips” que os doy para que tu bici parezca “más pro” es invertir la potencia, es  decir, darle la vuelta. La potencia es la pieza que une la dirección con el manillar. De esta manera, lo que conseguiremos es que la posición del manillar quede más baja y la bici tome un look más agresivo o aero. Así también conseguiremos ir más aerodinámicos sobre nuestra bicicleta, que eso también gusta.

Reflexión final

Pero diga lo que diga, hagas lo que hagas, la mejor bicicleta es aquella que te acompañe a todos lados. Aquella que te permita salir a rodar con tus amigos, pareja o familiares o que como en mi caso, te permita desconectar de esos días de estrés por la acumulación de trabajo. Tengas la bici que tengas, te recomiendo que de vez en cuando intentes perderte con ella por lugares que nunca hayas estado e incluso que vayas en caza de los amaneceres más bonitos. Verás que la bici te llevará a lugares a los que no podrías llegar de otras formas.

Odei Gil

Odei Gil: “La mejor bici es aquella que te acompaña a todos los lados”

Categoria: Firmas Colaboradoras
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *