El buen tiempo del #veranito siempre nos anima a coger la bici y salir a dar una vuelta. Ya debió de darse cuenta de esto Fernando Fernán Gómez en 1977 cuando escribió “Las bicicletas son para el verano”, porque lo cierto es que la estación del calor y nuestras dos ruedas favoritas están unidas por cierta aura mágica. Esta suerte de misterio hace que, hasta quienes apenas montan en bici, recuerden que la tienen y la saquen a pasear entre junio y agosto para recordarle a sus piernas lo bonito del deporte.

En cualquier caso, tanto si eres ciclista habitual como si haces deporte con asiduidad, y sobretodo si eres un claro ejemplo del caso que comentábamos antes, no debes perder de vista que el deporte en verano tiene una parte menos positiva. Da igual que seas más de carretera, de mountain bike o de BMX: si quieres disfrutar al máximo de tu bici durante este verano, ¡presta atención a nuestros consejos!

Bicicleta en verano: Modo de uso

  • Elige bien la ropa que vas a utilizar. Realmente puedes utilizar la ropa con la que más cómodo te sientas, pero lo mejor, sobre todo si vas a hacer mountain bike, es que te pongas ropa técnica de ciclismo, de manga y coulotte cortos y de colores claros. Protegerá tu torso de las quemaduras del sol y la fibra transpira mejor que el algodón, por lo que cuando rompas a sudar tardará menos en secar.
  • El casco también es importante. Este factor es muy importante, ya que la cabeza es el centro termorregulador de nuestro cuerpo. Un casco que no ofrezca la suficiente ventilación puede traducirse en un exceso de calor y un rato desagradable. ¡Elige siempre bien tu casco! Por tu seguridad, que tiene implicaciones más allá de los golpes.
  • No dejes que el sol se convierta en tu enemigo. Ya hemos hablado en otros posts sobre las importantes consideraciones a la hora de hacer deporte, más aún durante el #veranito, pero nunca está de más recordarlo. Cuida las horas a las que sales a montar en bici, elige bien tu trayecto, échate crema solar y bebe agua, mucha agua. ¡Ve siempre bien equipado para no tener problemas con este aspecto!
  • ¡Cuida tus ojos! No podemos perder esto de vista, y nunca mejor dicho. Por eso, es importante que te hagas con unas gafas de sol adecuadas que te protejan no solo de la luz, sino también de aquellos bichos que planeen chocarse contra ti.

Ya lo sabes, disfruta de tu bici durante estos meses y, si aún no lo has hecho, acabarás enamorándote del pedaleo y el viento en tu cara.

Cómo disfrutar de la bicicleta en verano

Categoria: EL LADO BUENOSin categoríaVida
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *