Con la llegada del #veranito y de las altas temperaturas son muchos los corredores que deciden parar por unos meses y no salir a disfrutar de su actividad favorita. Hay otros runners que no son tan radicales y prefieren cambiar el asfalto por la cinta de correr. Desde Sprinter os decimos que no hay excusas, que no hay calor que valga, que podemos seguir corriendo y disfrutando de nuestra rutina diaria atendiendo a nuestros consejos.

Cómo correr en verano: aspectos físicos

  •  Si una buena hidratación es imprescindible para todos, si eres runner y, encima estamos a 40º mucho más. Así que ya sabes, beber, beber y beber. Existe una regla que todo corredor debe conocer: se debe ingerir aproximadamente entre medio litro y un litro de líquidos por hora de ejercicio. Además, debemos incorporar bebidas que contengan electrolitos, ya que perderemos una gran cantidad de sudor.
  •  Durante estos meses en tu dieta no pueden faltar carbohidratos (si son integrales mucho mejor), verduras, legumbres (evitaremos que sean crudas, ya que dificultan la digestión), carne blanca, pescado azul y fruta (plátanos, naranjas y frutos rojos son imprescindibles).
  • No pasa nada porque bajes el ritmo durante estas semanas, esa debería ser la menor de tus preocupaciones. Nuestro ritmo de carrera tiene que ser menos intenso. Este ya se verá totalmente afectado por el aumento de nuestra temperatura corporal y, también, por la deshidratación. Lo mejor es hacer los entrenamientos guiándote por tus sensaciones, nadie mejor que tú sabe cómo te sientes.

Planifica tus entrenamientos

  • Es muy importante que durante estas semanas planifiques muy bien tus entrenamientos. A la hora de establecer un recorrido elige un parque que tenga fuentes de agua. Además, es importante que cuente con alguna tienda de alimentación para cargar pilas si fuera necesario.
  • En cuanto a los horarios, procura que sea siempre a primera hora de la mañana o a última de la tarde o, incluso, por la noche. Las horas en las que el sol esté más bajo (mejor si ya no está) será el mejor momento para salir a correr. Si nos encontramos en una zona costera salir a correr más tarde de las 9 de la mañana es realmente duro, debido al aumento de la humedad. Y, por favor, evita salir a correr entre las 12h y las 16h 🙂
  • Vigila el índice térmico porque no todo es mirar que el termómetro. La humedad es muy importante, es el factor que más afecta a los corredores ya que el aire húmedo reduce la capacidad del cuerpo para refrigerarse mediante el sudor.
  • La sombra se convertirá en tu mejor amiga, búscala siempre y si es necesario, para, descansa en ella y luego, continúa.

Equípate bien

  • Ya sea verano o invierno, salir a correr con el material deportivo adecuado siempre es una obligación. Equípate con unas buenas zapatillas, ya que evitarán posibles lesiones en nuestras articulaciones. Con respecto al resto de la vestimenta, procura siempre llevar tejidos que favorezcan una una buena ventilación.
  • ¡Protégete del sol! Gafas para tus ojos, gorra para tu cabeza y protección solar para tu cuerpo son los tres básicos que te ayudarán a completar una buena carrera a pesar del calor.
  • ¡Disfruta! Ante todo es lo más importante. Disfruta de tu deporte favorito, de tu momento, pero con un poquito más de precaución 😉

Feliz verano, runners 🙂

Cómo correr en verano

Categoria: DeporteSI EL DEPORTE HABLARA
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *