canasta sobre la bocina

Una canasta sobre la bocina mete a España en semifinales. Esta era la frase que, hace apenas tres semanas, todos comentaban el día después de que la selección femenina de baloncesto de España se impusiera por 64 a 62 a la selección de Turquía.

La barcelonesa Anna Cruz fue quien, con esta canasta sobre la bocina, decidió el destino final del partido. Pues bien, como esta canasta de Anna han habido muchas a lo largo de la historia del baloncesto español y, a continuación, repasaremos las que creemos fueron más locas, agónicas y emocionantes.

LAS 3 CANASTAS SOBRE LA BOCINA QUE DEMUESTRAN QUE SIEMPRE ES POSIBLE

Final de la Euroliga de 1992

Club Joventut de Badalona 70 – Partizan de Belgrado 71

El Joventud de Badalona, vigente campeón de la ACB y en uno de los mejores momentos de su historia, quería poner la guinda a su palmarés siendo campeón de Europa. De hecho, llegó a la final como favorito. En el otro lado estaba el Partizan de Belgrado, un equipo al que a nadie preocupaba en exceso. Pues bien, fueron estos, con un triple sobre la bocina, quienes se llevaron la victoria de este dramático y excitante partido. ¡Mucho ojo al salto que da el jugador del equipo del Partizan de Belgrado!

Increíble, ¿verdad? Bueno, tú también puedes intentarlo: cálzate unas Nike Q3 Zoom Ascention y empieza a entrenar desde ya.

Final de la Liga ACB 2005

Real Madrid 70 – Tau Baskonia 69

Ya cuando todos pensaban que el Tau Baskonia iba a ganar el partido y con él la Liga ACB, se produjo uno de los momentos más increíbles de la historia del baloncesto español: Herreros, jugador del Real Madrid que, con 36 años, jugaba su último partido antes de retirarse, encestó un triple que finalmente le dio la victoria a su equipo. Eso es sentir el escudo en la camiseta.

Otro ejemplo de que es mejor no rendirse nunca porque siempre, siempre, siempre hay una última oportunidad. ¡Vamos! ¡Ponte la camiseta y las zapatillas y a demostrarlo!

Final de la Copa del Rey 2014

Real Madrid 78 – FC Barcelona 76

Ninguna final de Copa del Rey ha sido tan agónico como el del año 2014. Se jugaba en Málaga y los eternos rivales, es decir, el Real Madrid y el FC Barcelona, se veían las caras una vez más en una final. Un magistral triple de Sergio Llull, jugador del Real Madrid, sentenció el partido y le dio la victoria y la copa a su equipo. Debemos decir que Sergio Llull es compañero de Pau Gasol en la selección y que este tiene su propio balón de baloncesto en Sprinter.

Por cierto, si queréis practicar en casa este tipo de lanzamientos sobre la bocina, ¡contad con sprinter.es!

3 canastas sobre la bocina que demuestran que siempre es posible

Categoria: DeporteNO HAY RUTINA
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *