Agua Cruda

Consumir agua cruda o raw water es la nueva y peligrosa tendencia que se está propagando como la espuma en Silicon Valley. Esta región del estado de California es mundialmente conocida por hospedar algunas de las empresas y start ups tecnológicas más punteras. En esta ocasión es noticia por algo muy diferente a pesar de las advertencias que ya están naciendo desde las autoridades sanitarias y científicos del país. Al parecer no son pocos los que hacen oídos sordos y optan por beber agua cruda. Si aún no sabes de lo que hablamos, no te preocupes, porque a continuación te contamos los datos más relevante sobre esta tendencia de nutrición.

¿Qué es el agua cruda?

En esencia el agua cruda es el agua sin tratar ni filtrar. Es decir, que se recoge y envasa directamente de los manantiales o de la lluvia. Para ello, no pasa ningún tipo de proceso químico de depuración, tratamiento o filtración que asegure un consumo sin riesgo. En la actualidad, en Estados Unidos existen varias empresas que comercializan el agua recogida directamente en manantiales. Live Spring Water en San Francisco y Los Ángeles son algunos ejemplos. Aquí, la jarra de cristal de 2,5 galones cuesta 16$ (es decir, cerca de 1,50€ el litro).

Por su parte, otros individuos prefieren ir por su cuenta a la caza de manantiales para recoger su propia agua. Estos son los llamados spring hunters que haciendo uso de aplicaciones que vuelcan la localización de nuevos manantiales. Pero la cosa no se queda ahí. Otras empresas se dedican a instalar cisternas en las casas para que consuman el agua que se va almacenando de la lluvia. En definitiva, cuando hablamos del agua cruda hablamos del agua que, aunque esté embotellada, no ha sufrido ningún tratamiento.

¿Qué hay de cierto en las propiedades del agua cruda?

Entre los adeptos de esta nueva tendencia se erigen múltiples propiedades sobre el consumo del agua cruda. Algunas de ellas apuntan a que este agua conserva un PH alcalino y que es rica en electrolitos. Dicen que contiene mucho silicio que es bueno para la piel, el pelo y las uñas, así como para las articulaciones. Finalmente asegura que los probióticos permanezcan vivos en nuestra flora intestinal. Además, también remarcan que al no ser tratada ni pasar por las tuberías, el agua cruda no contiene aditivos como el flúor o el cloro. Aunque ninguna de estas supuestas propiedades ha sido aprobada por la FDA de los EE.UU.

 ¿Cuáles son los riesgos del agua cruda?

Lo que sí se sabe a ciencia cierta son los peligros que puede provocar el consumo del agua cruda. Ya que al ser un agua sin tratar ni filtrar no se somete a ningún proceso. Esto hace que bacterias, parásitos y otros microbios estén presentes y puedan causar daños en nuestro organismo. Un riesgo que desde luego no se tiene al beber al agua del grifo o mineral embotellada. Lo que está claro, es que hay que cuidar mucho nuestra alimentación para evitar posibles efectos adversos.

 

Y tú, ¿qué opinas sobre esta nueva tendencia en Silicon Valley?

Nutrición deportiva fiable: ¿qué hay de cierto en el bulo del agua cruda?

Categoria: Vida
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *