Boí Taüll

La temporada de nieve no tardará en llegar y seguro que los aficionados al esquí estarán preparándose ya para recibir con alegría los primeros copos. La estación de esquí de Boí Taüll puede ser una alternativa fantástica para disfrutar en un entorno único de este deporte. Si aún no conoces Boi Taull, en Sprinter te contamos todo lo que la estación de esquí con la cota más alta de todo el Pirineo tiene para ofrecerte.

La estación de esquí

El Pirineo de Lleida es donde se emplaza la estación de esquí Boí Taüll y cuenta con la cota más alta de todo el Pirineo catalán, alcanzando los 2.751 m de altura en Puig Falcó. Esto junto con su orientación norte es una garantía de nieve de gran calidad. Aparte de ello, otros datos de esta estación que no te dejarán indiferente son:

-43 pistas en total para esquiar: 14 negras, 20 rojas, 4 azules y 5 verdes, siendo la cota mínima de 2.020 m en Pla de Vaques.

-550 hectáreas esquiables y pista exclusiva para trineos.

-Snowpark con 5 niveles de dificultad.

Además, la estación de esquí de Boí Taüll proporciona servicios de guardería, atención médica, un parque infantil de nieve y SkyBus para trasladarte del resort a las pistas. Asimismo, podrás contratar otras actividades complementarias como excursión en raquetas de nieve o visitas guiadas al pueblo de Taüll y resto de los pueblos del valle.

La Vall de Boí

Resultado de imagen de la vall de Boi Taull

Imagen: Iglesia Sant Climent de Taüll / Fuente: Wikimedia Commons

Lo bonito y distintivo de la estación Boí Taüll es que, aunque te hospedes en el Resort, tendrás la ocasión de combinar tus jornadas de esquí con rutas de turismo rural entre los diferentes pueblos que conforman la Vall de Boí. Entre ellos, se encuentran Castellón de Tor, Barruera, Durro, Erill la Vall, Boí, Taüll. En tu visita, te recomendamos que no pases por alto el conjunto de iglesias románicas conocido como Centro del Románico de la Vall de Boí y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000. Te sorprenderán sus laboriosas fachadas de piedra y las pinturas murales, muchas de ellas conservadas en Museo Nacional de Arte de Cataluña. Las iglesias de Sant Climent y Santa Maria de Taüll, Sant Joan de Boí, Santa Eulalia d’Erill La Vall, Sant Feliu de Barruera y la Natividad de Durro admiten visitas durante todo el año.

El entorno

Visitar los pueblos del Valle de Bohí no es la única alternativa que presenta la estación de esquí Boí Taüll. El Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici es otro de los reclamos turísticos de esta zona del Pirineo de Lleida. La acción de los glaciales ha permitido la existencia de más de dos centenares de lagos de agua transparente y picos de más de 3.000 metros de altitud. Además, en este parque natural podrás observar unas 1.500 especies vegetales y 150 tipos de aves. Sin duda, una excursión obligada para conocer el entorno natural de la comarca.

Después de leer todo lo que te hemos contado sobre la estación de esquí Boi Taull con seguridad te habrá entrado el gusanillo de conocerla en persona. Anímate a sacar tu ropa de esquí del fondo de tu armario y vive una experiencia única este invierno en el Pirineo de Lleida.

Boí Taüll: una estación de esquí que te enamorará

Categoria: DeporteVida
1

1 comentario

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *