beneficios del deporte contra el bullying

El deporte es una de las herramientas más poderosas y que, además, tenemos más a mano, para conseguir metas en nuestro día a día, entre ellas metas como el respeto.

El deporte como herramienta frente al bullyuing

Algunos de los beneficios tanto físicos como emocionales que nos aporta la realización de algún tipo de deporte son, entre otros:

  • Liberación: haciendo ejercicio liberamos muchas cosas. Están los aspectos más biológicos como las hormonas que se activan y se segregan cuando se trabaja la parte física de nuestro cuerpo, y que nos aportan, por tanto, equilibrio y salud al liberarse. Y están aspectos más psico-emocionales, como soltar la frustración, la rabia, la ira, la tristeza, los miedos, la desconfianza en uno mismo, etc.
  • Bienestar: practicar deporte aporta paz y calma mental, es por ello que ayuda a sentirse a gusto con uno mismo y con la vida, fomenta la positividad y el ver el vaso medio lleno.
  • Oxigenación: no solo se oxigena el cerebro, sino que también todas las células de nuestro cuerpo; recordemos que el oxígeno nos mantiene vivos. Además, equilibra la presión arterial y regula todos nuestros sistemas.
  • Mejora la autoestima: realizar deporte aporta una gran seguridad y confianza, por tanto, ayuda a reforzar la autoestima y el auto concepto.

Es importante recordar que la actividad física siempre se debe hacer con respeto hacia uno mismo y hacia los demás, haya sigo elegida por la persona que la lleva a cabo, que tenga conocimiento e información de los ejercicios o juegos a realizar, con sentido común, y aporte disfrute (aunque sea un deporte de mucho esfuerzo, el disfrute que siente al conseguir sus objetivos o metas).

Más allá de este, el deporte tiene una función fundamental en la educación de los niños, Tania, experta en educación respetuosa, afirma que:

“Para nuestros hijos, el deporte es un “as en la manga” para formarse como personas, y por supuesto, también es una buenísima herramienta para prevenir, superar y/o erradicar el acoso escolar”.

Ella comenta que mediante el deporte, los niños integran que hay que aceptar a los compañeros tal y como son, que la diversidad en la vida no es solo algo normal, sino que también es algo necesario, ya que sería antinatural que todos fuéramos iguales, con los mismos cánones, pensamientos, gustos y físico.

Por lo tanto, con el deporte aprenden a respetar al resto pase lo que pase y sean como sean sus compañeros.

También, son capaces de valorar la importancia de la cooperación entre iguales, de hacer equipo y trabajar por un mismo bien y/o beneficio común.

“Haciendo deporte aprenden de las adversidades, no siempre todo nos sale bien, pero lo importante es ser resilientes, capaces y sostenernos emocionalmente entre todos, integrando pues que podemos y debemos ayudarnos y respetarnos mutuamente”.

Beneficios del deporte contra al bulling

Los beneficios del deporte frente al “bullying” no solo lo son para la víctima, también para el agresor. Ya que debemos recordar que, aunque los hechos de los agresores nunca están justificados, suelen ser niños y chavales con muchas carencias emocionales, que no han sido acompañados correctamente (no se han rodeado de comunicación positiva, amor incondicional, respeto, límites adecuados, etc.) y esas carencias salen luego en forma de violencia contra los demás. 

1. A las víctimas, el deporte les ayuda a, entre otras cosas:

  • Sentirse cómodos y respetados dentro de un grupo, empiezan a darse cuenta que estar bien rodeado entre iguales es normal y aporta bienestar.
  • Liberar estrés y emociones reprimidas, soltando lastres y regenerándose como personas.
  • A ver que existen puntos de vista diferentes, las opiniones encontradas son totalmente normales, pero que todo se puede expresar siendo respetado, sin sufrir provocaciones y violencia; y, respetando al prójimo.
  • Establecer conexiones con otros y confianza, aprender a dejarse llevar y ver el lado bueno de las personas.
  • Trabajar su autoestima y la seguridad en sí mismas, integrando que deben quererse a sí mismos ya que son lo más importante que tienen: su propio ser.
  • Olvidar los miedos, aprendiendo a tener el miedo que toque cuando toca, pero desechar el llenarse de miedos infundados en sus malas experiencias.

2. A los agresores, el deporte les ayuda a, entre otras cosas:

  • Dejar de ser líderes y, por tanto, aprender a empatizar con el resto de personas desde una visión neutra y humana.
  • Comprender su ira y la frustración reprimida y/o expresada de manera violenta; y empezar a entenderla y a exteriorizarla de una forma respetuosa consigo mismo y con el resto.
  • Cooperar con un grupo de iguales manteniendo firme su rabia.
  • Mejorar su autoestima, ya que la agresividad que tienen dentro de sí es debida a carencias emocionales y a una falta brutal de autoestima que necesita hacer daño al otro para poder sanarse. Haciendo deporte propiciamos que su autoestima mejore y se transforme y, por tanto, dejen de agredir a compañeros.

No debemos olvidarnos que elegir el deporte debe ser cosa de dos en estos casos: primero de la persona que va a realizarlo y segundo de sus padres. Ya que deben buscar el deporte que mejor se adapte a sus necesidades anímicas, emocionales y físicas. En el caso de los agresores, mejor actividad física que no fomente más agresividad y acumulación de rabia.

Cabe destacar que los adultos que acompañen a los niños en la realización del deporte escogido, es decir, los entrenadores o guías, deben comportarse de manera 100% respetuosa, tanto con unos como con otros, y pensar siempre en el bienestar de los niños y en su óptimo desarrollo emocional.

En definitiva, el deporte, siempre que se utilice con respeto, sentido común, empatía y cero violencia; es una buenísima herramienta para decirle adiós al acoso escolar.

El deporte como herramienta frente al “bullying”

Categoria: Deporte
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *