Alma Obregón Felicidad

Muchas veces los medios de comunicación y las redes sociales nos hacen perder un poco el norte en lo que respecta al deporte. Parece que siempre que corres tienes que hacerlo por perseguir una marca, que siempre que entrenas tienes que hacerlo por buscar un cuerpo perfecto, que siempre que te apuntas en una carrera tienes que competir con tus compañeros…

Y yo pienso muchas veces que nos están engañando; que si yo corriera o entrenara sólo por perseguir una marca o conseguir un cuerpo bonito, no correría ni entrenaría. Yo corro porque me hace feliz.

Eso es lo maravilloso del deporte a nivel popular: que nos hace disfrutar de momentos únicos, que nos hace felices, que nos hace sentirnos mejor. Soy una corredora popular, no una atleta profesional, y en los casi seis años que llevo corriendo, he batido mis marcas, he entrenado sin descanso, he luchado contra mí misma… pero sobre todo he disfrutado.

Correr me ha hecho feliz a cada paso. Correr me ha ayudado con problemas personales que parecían insuperables. Correr me ha ayudado a desestresarme cuando sentía que el trabajo iba a acabar conmigo. Correr me ha llevado a conocer al hombre de mi vida. Correr me ha hecho descubrir ciudades del mundo desde otra perspectiva.

Así que, si te gustaba correr y entrenar y ahora no estás disfrutando, párate a pensar. Quizá te hayas pasado marcándote objetivos esta temporada. Quizá los entrenamientos estén siendo extremadamente exigentes y te sientas frustrado. Quizá te estés exigiendo más de lo que es humanamente posible. En todo caso, intenta volver a sentir aquello que sentías y que te llenaba por completo. Sal a correr con amigos, simplemente por disfrutar del hecho de correr. Apúntate a una carrera y córrela disfrutando, sin pensar en el crono o en marcas. Aléjate de aquellos que te presionen y te hagan sentir mal si un día un entreno no te sale.

De mí siempre dicen que es increíble que siempre sonría en carrera, incluso cuando se ve que lo estoy pasando fatal. La verdad es que sonrío porque pese al sufrimiento, correr siempre hace que muy adentro sea feliz, y no puedo evitar compartirlo con mi sonrisa.

Espero que si estás pasando una mala racha y has olvidado la razón por la que corrías, puedas regresar poco a poco a esas raíces y redescubrir aquella felicidad que te enganchó de correr.

Alma Obregón

Alma Obregón: La felicidad es lo que nos mueve

ALMA OBREGÓN

Alma Obregón (Bilbao, 1984), licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense y en Pedagogía del Violín por el Real Conservatorio de Música de Atocha, lo dejó todo por la repostería tras descubrir su amor por los cupcakes en 2010, y el nacimiento de su exitoso blog Objetivo: Cupcake perfecto. Su faceta como corredora comenzó en 2010 tras apuntarse casi por casualidad; actualmente cuenta ya con siete maratones a sus espaldas y seis ultramaratones.

Categoria: EL LADO BUENOFirmas ColaboradorasVida
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *