¿Cuántas veces has escuchado que la natación es el deporte más sano y completo? ¿Cuántas veces te has quejado del dolor de espalda y tu médico te ha dicho: “tienes que empezar a nadar”? La natación no es sólo un deporte con grandes beneficios físicos, sino también psicológicos, ya que ofrece tranquilidad y relajación. Si te estás planteando comenzar un nuevo deporte aquí tienes varias razones y consejos que te animarán a ponerte el bañador:

  • Trabajas todo tu cuerpo a la vez y no te focalizas sólo en una parte: la natación toca todos los músculos, por lo que te permitirá trabajar de una manera global sin necesidad de dividir tu entrenamiento. Además, si tu objetivo es perder peso te informamos que media hora de entrenamiento en estilo libre a un ritmo medio quema unas 255 calorías 😉
  • Relax, take it easy: la natación tiene grandes beneficios para la salud mental, ya que estar sumergido en el agua reduce los niveles de estrés y genera estados de ánimo positivos. Además, nos ayuda a dejar la mente en blanco y aislarnos de la rutina y sus problemas.
  • Bye, bye, dolores: poner nuestro cuerpo en el agua evita golpes y lesiones que pueden provocar los deportes de tierra. Las articulaciones y la espalda no soportan el peso de tu cuerpo, anulando así el impacto de otras prácticas deportivas. Si eres de esas personas que acumulan toda su tensión en la espalda, nada mejor que invertir un poco de tu tiempo en la piscina.
  • Si sufres asma, éste es tu deporte: debido a la humedad que se produce en la piscina, el asma inducido por el ejercido se ve reducido. Además, la natación requiere un gran control respiratorio, lo que ayudará a que mejores tu capacidad pulmonar.
  • ¡Apto para todos los públicos! Porque no te olvides, la edad no es ninguna excusa para hacer deporte. Bebés, niños, adultos, embarazadas, personas mayores… todos sois bienvenidos en la natación. El margen de movilidad en el agua es mucho mayor, por lo que es el deporte perfecto para las personas que tienen más limitada su movilidad debido a la edad, a la artrosis o a un embarazo en avanzado estado de gestación. Además, durante esta etapa permite mantener una buena condición física y recuperar la forma después del parto. Por último, en los niños, es un gran preventivo de la obesidad infantil, ya que controla el peso corporal.
  • La natación rejuvenece: sí, sí, como lo lees, es todo un gran aliado en el combate frente al envejecimiento no sólo físico, sino también mental ya que mejora la memoria. Los ejercicios respiratorios que se realizan oxigenan el cerebro y la coordinación motriz hace que nuestro cerebro cree nuevos lazos neuronales.
  • ¿Te aburre la rutina? Tienes tal variedad de ejercicios que será prácticamente imposible aburrirte: aqua-gym, aqua-jogging, aquaeróbic, aqua-pilates, ejercicios de acondicionamiento físico… cada sesión es diferente por lo que tu motivación no se verá afectada y continuarás con la misma ilusión cada día J
  • Enamórate del agua: dicen que engancha y gracias a la destreza que se adquiere, la natación te abre la puerta a practicar emocionantes deportes como el surf, el buceo, el esquí acuático, windsurf…
  • ¡Qué viva la amistad! Está claro que puedes nadar solo y seguir por el lado más “aburrido” de este deporte pero también lo puedes hacer con gente. La natación en grupo favorece la socialización y la comunicación. También mejora tu grado de solidaridad ya que aprenderás nociones de salvamento y el poder ayudar en una situación real es un valor añadido en todo el aprendizaje.
  • Disfruta los 365 días del año: ¿a quién le apetece salir a correr un 7 de agosto con 40 grados a la sombra? ¿quién quiere pasar frío un día de nieve en febrero? Lo bueno de la natación es que se puede practicar en cualquier época del año. No hay por qué pasar frío en invierno que para algo existen las piscinas climatizadas en las que se puede disfrutar de una sesión de ejercicios en agua cálida y relajante. Y en verano… no hay mejor que un chapuzón para combatir las altas temperaturas.

Te hemos convencido, ¿verdad? Equípate y… ¡al agua a patos! 😛

 

 

 

10 razones (y consejos) para empezar a nadar

Categoria: DeporteLA LISTAVida
0

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *